Puerto de Chancay

En su primera convocatoria del 24 de agosto, la Junta General de Accionistas de la compañía Volcan acordó separar el negocio portuario en el Puerto de Chancay, de su núcleo minero. 

Con una aplastante mayoría y cero abstenciones, la Junta General de Accionistas de la compañía minera Volcan aprobó la escisión de sus acciones en el proyecto del Terminal Multipropósito de Chancay. El bloque patrimonial de 40% de la participación en Cosco Shipping Ports Chancay Perú, ahora será gestionado por Inversiones Portuarias Chancay S.A.A. (IPCH).

La votación concluyó de la siguiente manera: 2,305,873,695 votos a favor (que representa el 71.93% de los accionistas asistentes a la Junta), 899,761,835 en contra (que representa el 28.07%) y 0 abstenciones.

Como consecuencia de la escisión, se acordó reducir el capital social de Volcan en la suma de S/ 448,422,939.25. Por ello, el capital social de la minera se reducirá de S/ 2,690,537,635.50 a S/ 2,242,114,696.25. De esta forma, el valor nominal por acción luego de la escisión será igual a S/ 0.55.

Volcan se encuentra en proceso de inscribir a IPCH en los libros respectivos (Registros Públicos y SUNAT) para su pronta consolidación. El objetivo de la escisión buscaba priorizar el negocio central que es la minería y separarlo del portuario, este último habiendo sido firmado en 2019 con la naviera china Cosco Shipping Ports.

Ver también:  Potencial alcista de las acciones de minera Volcan tras la venta de Glencore

De esta forma, IPCH será el encargado de administrar todos los riesgos relacionados al megapuerto de Chancay. La empresa recibirá S/ 443,328,275.74, como parte de la reducción de capital, y se sumará a los 1.000 soles con los que tendrá inicialmente en activos. En base a lo explicado por Volcan en su último informe (mayo de 2023), IPCH será una subsidiaria de la minera.

Glencore manifiesta disconformidad con el proceso y resultado

Ante el advertido resultado, la empresa global de recursos naturales Glencore –que posee la participación mayoritaria en Volcan– mostró su rechazo total, alegando “graves irregularidades” durante todo el desarrollo de la propuesta y la votación. Si bien, su postura en todo momento ha sido la de respaldar una escisión, considera que la forma en que la minera lo produjo no es lo más óptimo.

Ver también:  Cadena de suministro local de Antapaccay impulsa el desarrollo de Espinar

“Una escisión de esta trascendencia, antes de su sometimiento a la Junta General de Accionistas, requiere de una diligente y ordenada aprobación previa del Directorio de Volcan. En este caso, la información tardíamente publicada por Volcan (dos días antes de la Junta General convocada para el 24 de agosto) muestra un pronunciamiento controvertido del Directorio, el cual resulta incompleto e irregular”, expresa Glencore en un contundente comunicado.

Volcan aprueba escisión del negocio en megapuerto de Chancay: Glencore rechaza el resultado
Postura de Glencore.

La empresa continúa sosteniendo que la situación financiera de Volcan no es sólida, y por tanto una reducción de su capital es inoportuna. Según la información financiera reportada por Volcan el pasado 31 de julio, “esta mantiene altos niveles de endeudamiento y flujo de caja negativo que puede comprometer su liquidez en el corto plazo”, refiere. Cabe mencionar que la minera respondió esta declaración anteriormente, apuntando que  tiene ‘alternativas para obtener financiamiento’.

Ver también:  Cadena de suministro local de Antapaccay impulsa el desarrollo de Espinar

Para Glencore, la actual escisión no cumple con el objetivo de separar el negocio portuario del minero. Para que dicho objetivo pudiera alcanzarse, la escisión debió incluir las más de 800 hectáreas adyacentes al puerto donde se construiría el patio logístico, “el mismo que no tiene ninguna relación con la actividad minera”.

Finalmente, denuncia graves problemas de transparencia y Buen Gobierno Corporativo en cómo se preparó, difundió y discutió la escisión. “Tras la decisión de la Junta General de Accionistas, Glencore evaluará las medidas que correspondan para hacer valer sus derechos”, sentenció.

El proyecto del Terminal Multipropósito de Chancay tiene una alta importancia no solo para el Perú, sino para toda la región Sudamericana. La obra apunta convertirse en un hub regional y redistribuirá la carga a otros países cercanos como Chile, Ecuador y Colombia, así como principal conexión con Asia. Tiene una inversión total estimada que superará los 3.500 millones de dólares y estará operativo en el último trimestre del 2024.