dario-zegarra-antamina

ProActivo | El sector minero se ha planteado la necesidad de que su reactivación productiva se haga bajo una visión integral de sostenibilidad social, económica y sanitaria, principalmente en los territorios de sus operaciones, lo que será beneficioso para las poblaciones de su entorno, afirmó Darío Zegarra, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Antamina.

“En una tercera etapa de esta reactivación minera, se tiene prevista una reactivación económica y social territorial, así como en otros sectores económicos, y en eso somos co-partícipes”, detalló al hablar en un evento especializado.

Mirando el mediano plazo, Zegarra anotó que este planteamiento para la reactivación económica – social del territorio, evidentemente responde a una urgencia de capitalización familiar, la que paulatinamente va alcanzando una integración comunal, territorial, con lo que se abona la competitividad regional en una siguiente etapa.

Protocolos sanitarios marcan el paso

El ejecutivo manifestó que esa meta trazada en el proceso de reactivación minera, los protocolos sanitarios que han planteado son un primer paso hacia ese objetivo, ya que contemplan pautas orientadas a la integración de sus actividades con el quehacer de las comunidades bajo su entorno.

“El problema de la salud es un desafío que el COVID-19 nos está dejando, y hay que trabajarlo desde la casa, desde el centro de salud y desde la comunidad, para fortalecer las capacidades en esta materia”, explicó.

Ver también:  Tras luz verde a Tía María, Gobierno busca agilizar reposiciones Antamina e Inmaculada

Añadió que el rol comunitario frente a esa pandemia, ha nutrido a las empresas mineras de valiosas enseñanzas y experiencias para saber qué hacer “de ida y vuelta” frente a la crisis del coronavirus, “por lo que nuestro apoyo está enfocado en las comunidades”.

“Dentro de ese aprendizaje vamos a poder transformar un convenio que teníamos para trabajar anemia y malnutrición con Naciones Unidas, en un programa de colaboración de ese organismo con el gobierno regional (de Ancash) para asistirlo en esta gestión de la crisis”, informó.

De la crisis debe surgir mejor sistema de salud

Zegarra expresó que la crisis del coronavirus debe ser un motivo, una buena razón para fortalecer capacidades y capitalizar la experiencia necesaria y salir con un nuevo sistema de salud eficiente permanente en beneficio de la gente.

“En la región Ancash se contempla viabilizar la telemedicina, trazabilidad, geolocalización y  un adecuado equipamiento médico, etc”, refirió.

Señaló que esa pandemia solamente es un bache que debe permitir acercarnos, juntarnos, aprender, fortalecernos y salir rápidamente hacia esa  ruta planteada por las empresas mineras.

“Creemos en este aprendizaje conjunto y esta convicción de que podemos hacerlo de manera articulada y mancomunada y  cada vez hay más experiencias de las diferentes empresas mineras, de las grandes, medianas y pequeñas”, acotó.                                                                                                      

Ver también:  Bono Canon: Familias de San Marcos recibirán bonos de S/ 70 mil para la construcción de viviendas Techo Propio con recursos del canon minero en Áncash

Destacó que frente al COVID-19, el sector minero ha tenido una respuesta inmediata con donaciones y compras importantes de equipos, así como la mejora de algunos protocolos sanitarios.

Hay que entender cómo reactivar el país

El ejecutivo sostuvo que es menester entender a fondo la situación socioeconómica de todas las regiones, sobre todo de las más deprimidas, y esa diferencia interiorizarla en las acciones que se necesitan objetivamente para la reactivación económica de todos los sectores económicos, incluyendo la pequeña, mediana y gran minería.

“El país necesita de la minería, que nos reactivemos todos los sectores tan rápido como sea posible, incorporar rápido los protocolos, e incluir los aprendizajes que está dejando la pandemia, y se debe, además, incorporar el hecho de que tenemos comportamientos muy distintos en la Sierra, Costa y Selva ante el desafío que nos plantea el COVID-19”, apuntó.

Recuperación debe acelerarse ante aumento de pobreza

Consideró que el sector minero debería tener un escenario de recuperación productiva mucho más acelerado, dado el impacto de cerca del 20% en nuestro PBI, y que contribuye de manera sostenible en la lucha contra la pobreza.

“Hay que tener en cuenta de que entre 3 y 5 millones de personas que habían pasado el umbral de la pobreza, van a regresar hacia la pobreza (por los estragos del coronavirus)”, lamentó.

Ver también:  Minem espera otorgar permisos a seis proyectos por US$ 3 mil millones en lo que resta del 2024

Indicó que se trata de una gravísima situación, y frente al cual todos los sectores  deben trabajar juntos para poder ir revirtiéndola.

“Hay estudios que demuestran que después de  20 años, los países dependientes de sus recursos naturales, como la minería, son generalmente más prósperos, mejor educados y más saludables”, subrayó, tras precisar que la propia Naciones Unidas reconoce que la minería representa un factor importante en el alivio de la pobreza.

Trajo a colación que un estudio del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM por sus siglas en inglés) da cuenta que de un total de 53 países que dependen de sus recursos naturales, 25 son mineros y 28 petroleros.

Competitividad minera y sostenibilidad se engranan

Asimismo, Zegarra consideró que la competitividad minera y la sostenibilidad social son elementos que se engranan a través de una competitividad territorial, protagonizada por las empresas y las comunidades ahí existentes.

“Es una compenetración de los aspectos que tiene la minería en lo económico, social y que se refleja en los territorios, y que también involucra aprendizajes que tienen como resultado la diversificación productiva, calidad educativa y salud pública que se pueden ir alcanzando”, citó.