Waldo Mendoza

La vacunación masiva de los peruanos será clave, no solo para controlar la pandemia, sino también para reactivar la economía y en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) lo tienen claro. Tan es así que el ministro de Economía, Waldo Mendoza, afirmó que el Gobierno va a pagar lo que cuesten.

“¿Cuánto cuestan las vacunas? Carísimo. Estamos en un mercado donde todo el mundo se pelea por las vacunas. Hay que pagar lo que cuestan las vacunas”, dijo Mendoza en un evento por el Día del Economista organizado por la Asociación Peruana de Estudiantes de Economía-Apeeco Perú y la Asamblea de Estudiantes de Economía de la Pontificia universidad Católica (PUCP, ver pág.3).

Además, el ministro aseguró que actualmente “es muy complicado negociar” los precios de las vacunas y casi ningún país lo está haciendo. “Casi todos somos precio aceptantes”, añadió.

Sostuvo que la vacuna es el principal instrumento contra la pandemia y para reactivar la macroeconomía, pues con mucha gente vacunada, se podrá retornar a los trabajos con confianza, las empresas podrán abrir y los sectores podrán volver a funcionar.

Lee también:  Voluntarios de ensayos clínicos de Sinopharm serán vacunados contra el covid-19

Esfuerzos fiscales

Respecto del requerimiento del gasto para atender la pandemia, Waldo Mendoza sostuvo que el MEF no deja de financiar ningún pedido del Ministerio de Salud (Minsa) que tenga que ver con la emergencia sanitaria.

Así, se destinan los recursos necesarios para contar con camas UCI o el oxígeno. “No tenemos restricciones financieras para contratar más personal de salud o darles bonos”, precisó.

En esa línea, sostuvo que el Gobierno espera que cuando deje la dentro de tres meses y medio, ya se tenga una parte importante de la población vacunada y con las vacunas compradas para toda la población.

fiscal

Por otro lado, el ministro Mendoza afirmó que el MEF viene desarrollando una “ fiscal expansiva a plazos”. Esto porque uno de los mecanismos de reactivación de la economía son los créditos garantizados del Estados como es el caso de Reactiva Perú.

Lee también:  Pan American Silver continúa sumándose a la lucha contra la Covid-19 mediante trabajos de desinfección en comunidades de Morococha en Junín

Explicó que esta está comprometiendo recursos del Estado para los siguientes años, concentrando la atención en conservar la salud de las empresas, porque si no se hace, al terminar la pandemia podríamos quedarnos con empresas maltrechas y en esas condiciones ninguna reactivación es posible.

Recordó que de los S/ 60,000 millones que desembolsaron las entidades financiera a las empresas que se acogieron a Reactiva Perú, solo el 15% se convertiría en una contingencia para el Estado porque no serían pagados por las empresas que obtuvieron los créditos. Es decir, el MEF pagaría unos S/ 9,000 millones.

LAS CLAVES

  1. Tributos. Para Mendoza, se requiere una reforma tributaria porque es muy complicado cobrar impuestos con el 70% de la mano de obra en el sector informal.
  2. Dificultad. Mencionó que con esta realidad, “ensanchar la base tributaria” es solo una frase, y cuando se dice que se subirá cuatro puntos la presión tributaria “es una broma”.
  3. Déficit. Este año el déficit fiscal estimado es de aproximadamente 5% del PBI, tasa que es más baja que el 9% que se alcanzó el 2020 por el aumento del gasto público.
Lee también:  Southern Perú adquirirá 100 mil vacunas Sputnik V

Perú se financia a tasas bajas

Deuda. Uno de los temas que destacó el ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, fue la capacidad de endeudamiento que tiene el Perú, por el buen trabajo realizado en los últimos años, lo que ha permitido que se financie a tasas de interés bajas en los mercados internacionales. “En estos momentos el Perú está como un cliente que entra a una tienda comercial, que tiene su tarjeta de crédito y (lo) persiguen para prestarle plata”, destacó Mendoza. Actualmente la deuda pública representa el 35% del PBI, que sigue siendo relativamente baja respecto de otros países de la región.

Fuente: Gestión