Museo MAT Interactivo

ProActivo | El Museo Agua y Tierra, también conocido como MAT Interactivo, con sede en Cajamarca, cumplió  su segundo aniversario de creación, bajo el objetivo de alentar el cuidado del agua y de la tierra; y  divulgar el conocimiento de los minerales. La iniciativa, creada por ALAC | Yanacocha, el 24 de julio del 2018, celebró su aniversario a través de una videoconferencia difundida por redes sociales, en la que participó el Concytec, el Ministerio de Educación (Minedu), y la Sociedad Geográfica de Lima, entre otras entidades.

MAT es una oportunidad al conocimiento

Jaime Alcalde Giove, director general del Colegio de Alto Rendimiento COAR Cajamarca (dependencia del Minedu), destacó que el MAT Interactivo significa el acceso a la oportunidad y a la equidad de conocimientos para los estudiantes y población en general de la zona

“En las provincias de aquí ha habido escasos museos y con mucha limitación para su acceso. Uno, era el de la Universidad Nacional de Cajamarca, con puros cerámicos, algo que me impactó de niño, toda una cultura, una historia”, rememoró.

Puntualizó que el MAT se acerca a la población, y genera la oportunidad y equidad, para que más niños se sorprendan y descubran que ahí hay un espacio rico de aprendizaje, que brinda muchas posibilidades de poder despertar la indagación e investigación.

Más de  23 mil visitas

Por su parte, Violeta Vigo, directora de Asociación Los Andes Cajamarca (ALAC), destacó que en estos dos años de funcionamiento, el MAT ha recibido más de 23 mil visitantes, la mayor parte escolares.

“Hemos desarrollado una estrategia de ciencia itinerante, logrando que más de 5,000 personas de zonas rurales y urbanas de Cajamarca puedan experimentar, describir o fortalecer sus conocimientos sobre temas del cuidado del agua, el ciclo del agua, los minerales en los seres vivos o también la formación del suelo, entre otros”, remarcó.

Agregó que la acogida del museo ha sido un total éxito, gracias a que han tenido como aliados estratégicos a los docentes y padres de familia cajamarquinos.

Más desafíos tecnológicos

Dijo que bajo el mundo virtual que se vive, ALAC afronta muchos desafíos, y el MAT es uno de ellos. “Por lo que se viene desarrollando un proceso de adaptación a nuevos formatos, a nuevas tecnologías, y sobre todo a un público que cada día es más exigente (los niños y los jóvenes)”, explicó.

Señaló que de esa manera pueden  divulgar la ciencia de manera diferente,  divertida, y sobre todo para promover una generación de ciudadanos informados, con capacidad de decidir, de asumir retos y comprometidos con el desarrollo de su comunidad.

El museo abona memoria histórica

A su turno, Nicole Bernex, presidenta de la Sociedad Geográfica de Lima afirmó que un museo es un terreno fascinante de aventuras y construcción de una memoria local, personal y ciudadana.

“En todos los países que he visitado ha sido así. Por eso me encanta el MAT, porque yo sé que a los chicos les van a dejar esta capacidad de informarse de la historia de su territorio; y eso es importante. No hay desarrollo sin memoria y un museo es un instrumento de desarrollo humano, personal y colectivo”, argumentó la científica.

Recordó que su historia de vida está cubierta de museos en diversas partes del mundo y que le ha permitido, por ejemplo, hacer minería de historia.  “Yo nací y viví hasta los 16 años en África, sobre todo en Túnez, y ahí era una gran recompensa ir al museo. Desde los 5 años mis padres nos llevaban al Museo Nacional del Bardo, que hasta ahora existe y es fascinante, uno de los más impresionantes del Mediterráneo”, trajo a colación.

Manifestó que a partir de los 12 años le comenzó a gustar los museos de historia natural, de palentología y mineralogía, y que le apasiona la colección de piedras y rocas.

Desarrolla una identidad ciudadana

Al reconocer las capacidades del museo MAT apara su entorno, Marco Rinaldi, Coordinador del Programa de Popularización de la Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica del CONCYTEC, afirmó que el  MAT es un  espacio impresionante y bullicioso con el  ruido y  las voces de los niños, y lo cual genera un entusiasmo y energía contagiosa.

“En mi tierra Napoli, al igual que el Perú, los museos involucran historia, arqueología, una cultura milenaria, antes griega, después latina, y hemos pasado por diferentes dominaciones”, describió.

Aseguró que uno de los museos que más le ha impactado, es el de ruinas de Pompeya, después de la erupción del Vesubio 79 años d.C, “y sigue siendo una experiencia inolvidable, un lugar al cual deseas regresar siempre”.

“Lo más rescatable de todo museo es el tema de la identidad, del desarrollo, de la cultura, del saber qué es lo que tiene que ver con el lugar en el cual surge, con una visión retrospectiva o hacia el futuro”, subrayó.