ana vera talledo

—La venta de préstamos fallidos suman US$ 430 millones desde el 2010 hasta la primera mitad de este año. Los compradores podría obtener rendimientos de más de 50%, según la firma Kobranzas.

La compra de carteras de créditos vencidos y castigados con el propósito de gestionar su recuperación se viene mostrando como un negocio altamente rentable y con un fuerte potencial de crecimiento para los próximos años.
Así lo destacó Ana Vera, gerente general de Kobranzas, quien señaló que los rendimientos de esta inversión no bajan del 50%. “Las TIR (Tasa Interna de Retorno) para la compra estas carteras de créditos puede llegar a 68% o 70% y de todas maneras superan el 50%”, indicó.
Sin embargo, observó que este mercado de compra venta de carteras de préstamos aún necesita madurar y requiere de mayor oferta y demanda, así como de más actores capacitados.
“Entre enero y julio los bancos en Perú han registrado en sus balances créditos castigados cercanos a los US$ 500 millones”, dijo Vera, en el marco de 8º Congreso Nacional de Crédito y Cobranzas.
“Estimamos que para fin de año la cartera castigada llegará a los US$ 1,000 millones”, añadió.
Los bancos y otras entidades financieras (cajas, microfinancieras, cooperativas) tienen la opción de vender sus carteras de créditos incobrables a empresas de cobranzas o inversionistas.
Las empresas de cobranzas están en condiciones de ofrecer mayores condonaciones que los bancos, fraccionamientos, consolidaciones de deudas y recuperar parte de dichas carteras, refirió
Vera.
Este esquema no solo permite sacar del balance de una entidad los créditos castigados sino que también ayuda a reinsertar al deudor moroso al sistema financiero, añadió.
Desde el 2010 se han comprado carteras por US$ 430 millones, indicó Vera.
“Mensualmente calculo que se debe tener S/. 120 millones de salida entre todos los bancos, algunos bancos no venden, otros sí, unos son más agresivos que otros”, señaló.
Pero en el último trimestre del año si hay una mayor oferta pues las entidades financieras salen a deshacerse de estos créditos clasificados como pérdidas para mejorar la “foto” de sus resultados anuales.

Valorización
Los compradores de carteras tienen que determinar el valor que pueden pagar por las carteras castigadas ofertadas por las instituciones financieras.
Para estas valorizaciones tienen en cuenta el tiempo que tienen las deudas, el tipo producto, los indicadores para contactar al deudor y el banco del que viene, dijo la Vera.
Por ejemplo, una cartera de préstamos del 2005 en promedio se valoriza en 3.5% del saldo de capital, pero si tratará de una del BCP podría obtener dos, tres, o hasta cuatro puntos más, pues es una marca fuerte que presiona más a los clientes a arreglar sus deudas.

Cambio de hábitos
Los préstamos de consumo representan el 70% de la cartera vencida gestionada por Kobranzas, donde el producto más importante es la tarjeta de crédito (40%). “Ese también el producto que genera más reclamos en nuestra área de gestión porque mucha gente no lo entiende”, apuntó la ejecutiva.
Indicó que los problemas de sobreendeudamiento en los créditos de consumo se explican por una falta de educación financiera y por un cambio en los hábitos principalmente de la población de provincias.
“Con la llegada de los centros comerciales y otros servicios a muchos lugares se abre un mundo de consumo para sus habitantes, necesitan tarjetas de crédito y entonces los niveles de endeudamiento son mayores”, sostuvo.
Pero los sueldos no van a la par de ese crecimiento y no hay control en el manejo del presupuesto familiar.
Pero Vera sostiene que los niveles actuales de sobreendeudamiento no deben asustar pues obedece a un proceso normal de crecimiento del crédito y mayor bancarización.

Ofertas en Perú todavía son pequeñas y más caras que en Europa
Hoy en el mundo hay una gran oferta de carteras de créditos castigados, siendo España el país que ofrece el mayor potencial (36% del total mundial), señaló Lía Heenan Sierra, socio gerente de negocios de la empresa de cobranzas colombiana Konfigura.
Sin embargo, los grandes compradores de carteras improductivas no están mirando a América Latina. “En realidad el interés proviene de las propias empresas de la región”, añadió
Los nuevos actores que están entrando a este negocio se dirigen a Asia, Europa y EE.UU., donde existe una mayor disponibilidad de oferta.
“Mientras que en Perú y Colombia se consiguen pequeñas ofertas que van saliendo a lo largo de los años, en Europa y en Asia se consiguen paquete infinitamente más grandes y a un décimo del precio que se consigue en esos países”, indicó Heenan.
Una de las grandes barreras de entrada de nuevos competidores a Perú y en Colombia es que sus carteras si bien dan buenos rendimientos también son muy caras, incluso más que en Brasil, sostuvo en la 8º Congreso Nacional de Crédito y Cobranzas.

Otrosí digo
Interés de inversionistas regionales
Extranjeros. Los rendimientos que ofrecen la compra de estas carteras castigadas atrae a inversores extranjeros, principalmente de la región (Colombia y Argentina), reveló Ana Vera, gerente general de Kobranzas. “Están comprando directamente estos créditos y los entregan a empresas de cobranzas, las cuales los administran bajo la modalidad de Master Service”, indicó.

Fuente: Gestión

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia Belling
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …