Inicio Noticias Convivencia armoniosa Empresa – Comunidad

Convivencia armoniosa Empresa – Comunidad

12 minuto leer
CNPC
Foto: Cámara de Comercio Canadá Perú.

En los distritos de El Alto y Los Órganos de la provincia de Talara, en la región Piura, desde hace tres años está surgiendo un innovador y eficiente sistema de ahorro popular, que a su vez se convierte en microcréditos para sus asociados, ello viene llamando la atención gracias a su exponencial desarrollo.

Bajo la iniciativa de CNPC, filial de la Corporación Nacional de Petróleo de China, se han conformado grupos de personas  con un alto grado de confianza, quienes mediante el aporte de determinado monto de dinero, el cual se transforma en “acciones”, crean un fondo común que luego se capitaliza mediante el préstamo de dicho dinero a algunos integrantes del mismo grupo, quienes generan emprendimientos empresariales que les permitirán mejorar sus condiciones de vida y lograr su desarrollo sostenible.

Con la denominación inicial de UNICAS y ahora de Agentes del Cambio para el Emprendimiento Social (ACES), estos grupos de personas son un ejemplo de las ganas de mejorar que tienen los peruanos y que a veces solo requieren de un apoyo, una asesoría o una voz que les brinde la confianza para dar el paso inicial de la carrera hacia el desarrollo. En este caso, ese apoyo vino de parte de la empresa privada CNPC, compañía productora de gas y petróleo, que asumiendo el enfoque de desarrollo sostenible, brinda el soporte técnico y acompañamiento especializado a las uniones de los ACES.

De esta manera, se generaron 81 asociaciones en  las que están nucleadas 1,127 familias que tienen ahora la posibilidad de contar con una forma de ahorro y préstamo a su alcance, que entienda su realidad tanto familiar, social y económica; realidad que les impide acogerse al sistema financiero.

Pero quizás más importante aún es que les ha devuelto la fe en sí mismos, que cuando se proponen algún emprendimiento lo pueden sacar adelante. Ahora, ellos están conscientes de que lo que se propongan, lo pueden lograr por su propio esfuerzo y sus capacidades.

Esta innovadora organización ha concedido desde su creación un total de 7,281 préstamos superiores a 5 millones y medio de soles, así tenemos que los préstamos ascienden en promedio a los mil soles. Los recursos son utilizados tanto para iniciar emprendimientos empresariales, así como para mejorar empresas ya iniciadas (por ejemplo: compra de guinche para sus botes) y eventualmente para atender emergencias o urgencias familiares.

Los emprendimientos en  que se usan los créditos son dedicados principalmente al comercio y, recientemente, con las nuevas estrategias que viene implementando CNPC PERU, se busca la promoción de emprendimientos que ellos mismos han logrado identificar, como son: la pesca artesanal y el turismo, debido a que esta zona se encuentra bordeada de la riqueza del mar peruano.

“Se tiene que apoyar a todos los miembros de los ACES. Según el monto solicitado y la velocidad con que el prestatario puede retornar el mismo, hay que calcular el monto que se puede prestar, de acuerdo a la disponibilidad del dinero del Fondo”, dice Graciela Elizabeth Mena Gonzales, socia de la Unión de ACES Jehová es mi pastor.

Otro de los aspectos más interesantes de esta iniciativa es la garantía que los miembros de los ACES otorgan a los Fondos. Este consiste esencialmente en la recomendación o aval de otro socio de las Uniones de los ACES. “La importancia que el miembro ACES  le da a mantener su crédito ha logrado que la morosidad se mantenga por debajo del 0.3 %”, así lo manifiesta el Monitor de las Uniones de los ACES,  Juan Fiestas Fiestas.

Por otro lado, con esta iniciativa se mejoran las capacidades de los ciudadanos quienes se entrenan para hacer los pagos de sus acreencias de forma puntual y sobre todo que ahora llevan sus cuentas ordenadamente y separadamente de las del hogar.

Los miembros de los ACES, debido a su cambio de actitud y fortalecimiento de sus capacidades, creen en el crecimiento de sus economías familiares y en la optimización de sus negocios y aspiran a ingresar al mercado de los distritos vecinos e incluso a la capital de Piura. Además, este grupo se ha propuesto llamar la atención de las autoridades municipales, regionales y nacionales para lograr obras en sus localidades, en las que ellos pondrán todas sus capacidades de organización. Es así que se han propuesto hacerse presentes en el presupuesto participativo municipal para dedicar parte de sus esfuerzos a apoyar a las autoridades electas a construir ciudadanía productiva, para lo cual se constituirán en agentes participantes, haciendo honor a su denominación de Agentes del Cambio para el Emprendimiento Social – ACES.

Claudia Bustamante, gerente de Comunicaciones y RSE de CNPC, comenta: “el propósito de la empresa al sostener esta iniciativa ciudadana fue que al observar la enorme capacidad de articulación de un grupo de ciudadanos del El Alto, Cabo Blanco, Los Órganos y El Ñuro, decidimos apoyar el empuje individual. Los resultados logrados por los ACES llenarían de orgullo a cualquier empresario”.

Por su parte, Agustín Acquaroli, funcionario de CNPC comenta que “la unión entre CNPC y la Comunidad de El Alto nos entusiasmó desde un principio, el poder contribuir con los ACES a  mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de nuestra área de influencia, así como generar igualdad de oportunidades y lograr mayor justicia social nos compromete para el futuro”. Al parecer, la unión de los ACES y la empresa va cambiando el futuro de las personas de El Alto y Los Órganos.

Los ACES están rompiendo con el círculo de la pobreza y de las personas que no son sujetas de crédito, por tanto solo tendrían acceso a créditos con condiciones muy exigentes con desarrollo de escasas costumbres de orden financiero y de falta de información.

LECCIONES DEL PROYECTO ACES

  • La inversión de CNPC en el proyecto ACES busca el desarrollo de capacidades financieras en los pobladores de El Alto y Los Órganos. En coordinación, comunidad y empresa, emprenden un proyecto que apunta a la sostenibilidad de su localidad.
  • Los ACES, gracias a la capacitación, son capaces de forjar emprendimientos paralelos a la actividad petrolera, como son la pesca y el turismo. Se busca generar un mayor dinamismo económico en la zona.
  • Los ciudadanos empoderados por sus éxitos empresariales ahora se dedican a lograr y acentuar su ciudadanía, así como a participar en espacios decisorios gubernamentales, como el presupuesto participativo.
  • La creación de iniciativas que promuevan el capitalismo popular es una de las mejores herramientas para la convivencia armoniosa entre el Estado, la empresa y la sociedad.

Cámara de Comercio Canadá Perú.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Minera Gold Fields lleva más agua potable para 4 mil pobladores

ProActivo La compañía minera Gold Fields, en coordinación con la Municipalidad Distrital d…