Inicio Economía SNI: “Nuestra expectativa de crecimiento ha bajado”

SNI: “Nuestra expectativa de crecimiento ha bajado”

12 minuto leer
Luis Salazar (Foto: César Fajardo)
Luis Salazar (Foto: César Fajardo)

“Nosotros creemos que un puesto de trabajo que se crea en el Perú es un puesto de trabajo que no se crea en otro país, y hay algunos países, o unos movimientos de algunos países, que quieren evitar el progreso del Perú”.

Según el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Luis Salazar, movimientos de otros países que quieren hacerle daño al Perú financian a algunas ONG para mantener a los manifestantes de los proyectos mineros.

Cuando se dijo en un inicio que el proyecto Tía María no seguiría más, ¿ese mensaje perjudicó las inversiones?
No, como fue el mismo día que dijeron que continuaba, no perjudicó. Pero las empresas, en el tema industrial, ahora vienen siendo perjudicadas por la demora en el proceso de Tía María.

¿Cómo las perjudica?
Perjudica a la industria metalmecánica, a las que fabrican camiones de transporte, volquetes, las que proveen servicios. En general, todos los que giran alrededor del proyecto están siendo perjudicados por la demora. Son puestos de empleo no solo directos, sino también indirectos.

¿En qué ayudará la ejecución de Tía María?
Genera riqueza adicional. El empleo genera mejoras para todo el mundo… También porque genera más trabajo, inversiones, la posibilidad de fabricar productos. Por otro lado, las exportaciones traen divisas al país. Entonces, es fundamental que el proyecto funcione, porque hay todo un círculo virtuoso.

¿Y entonces por qué hay gente que se opone?
Nosotros creemos que acá están actuando intereses de las ONG. Son capitales de afuera que apoyan estos movimientos. La gente que está actuando en Tía María es la misma que estuvo actuando en Cajamarca. Esto es un movimiento contra el país, de gente que yo no podría considerar peruana por la forma en la que actúa.

¿Son intereses políticos?
Muy probablemente políticos e ideológicos, pero habría que ver qué mueve a la gente que está dándoles los sueldos a estos movimientos, porque, para poder mantener movimientos activos tanto tiempo, necesitas fondos. A la gente hay que vestirla, alimentarla, transportarla. ¿De dónde viene esa plata? Esa pregunta nos hacemos.

¿Y cuál es su teoría sobre la procedencia de ese dinero?
Nosotros creemos que un puesto de trabajo que se crea en el Perú es un puesto de trabajo que no se crea en otro país, y que hay algunos países, o unos movimientos de algunos países, que quieren evitar el progreso del Perú. Ellos terminan fondeando a esta gente que les hace daño a todos los peruanos.

¿La inestabilidad de proyectos de inversión como Conga o Tía María afectaron considerablemente a la economía peruana?
Sí. Definitivamente ha sido considerable porque no solo es la inversión en sí, sino el hecho de que ellos no deben desestabilizar la inversión que se va a ejecutar en una región. Generan una muy mala expectativa de todo el sector empresarial y empiezan a frenar las inversiones. Los peruanos debemos darnos cuenta de que nos están usando, nos están jugando sucio.

¿El gobierno también produjo esta inestabilidad?
Yo diría que, más bien, el problema está en el Poder Judicial, porque la Policía puede actuar, capturar, entregar a la Fiscalía y al Poder Judicial, pero en el Poder Judicial es donde no terminan teniendo una pena como deberían tenerla, porque están cometiendo delitos. El problema es que no se les castiga y los poderes del Estado son independientes. Entonces, es muy difícil echarle la culpa al gobierno de algo que debería estar ejecutando el Poder Judicial.

Pero la política económica y de inversión en el país la maneja elMEF y, por ende, el gobierno.
Totalmente de acuerdo, pero que te traben un proyecto, que te hagan un levantamiento, que la población no permita que se construya una instalación, que bloqueen carreteras no es un tema de política económica.

¿Qué problemas, aparte de la situación económica internacional, influyeron en que se paralice el crecimiento de nuestra economía?
Gradualmente hemos ido trabando la inversión en general, no solo la privada y la pública, también la de la persona que quiere poner su negocio, porque se ha generado una tramitología muy grande. Por otro lado, como digo, hay movimientos que están trabando las inversiones.

El mes pasado usted dijo que espera que el sector minero crezca en el 2015. ¿Sigue pensando lo mismo?
Todavía tengo la expectativa de que sí. Ahora, las demoras de los proyectos, como digo, terminan afectando a todo el mundo, y lo que está pasando, lamentablemente, es que nuestra expectativa de crecimiento de 4.8% ha comenzado a bajar, pero no porque el país no pueda lograrlo, sino porque somos los mismos peruanos los que estamos frenando y haciéndonos daño a nosotros mismos.

El gobierno dijo que creceríamos por encima del 4%. ¿Cuál es su proyección?
Es muy temprano para dar una proyección definitiva. Creo que, si todos reaccionamos, el país podría llegar a un crecimiento cercano al 4%.

Cada vez baja más la proyección del PBI para este año…
Claro, porque seguimos demorando proyectos como Tía María, que son US$1,400 millones que iban a empezar a entrar en inversión al país. Nosotros mismos estamos permitiendo esto de alguna manera.

AUTOFICHA

– “Soy presidente de la Sociedad Nacional de Industrias. El jueves nos reunimos con el premier Pedro Cateriano. Creo que hasta ahora él está haciendo lo correcto, buscando el diálogo. Esperamos que obtenga el voto de confianza para darle tranquilidad al país”.

– “Yo diría que, más que crisis económica real, hoy vivimos una crisis de desconfianza”. ¿A quién le atribuye esta desconfianza? “Yo diría que todos somos responsables, desde las ONG, la Fiscalía, el Poder Judicial, el gobierno, los partidos políticos, todos”.

– “Existe una guía, un manual, hecho por una ONG, donde paso a paso se indica cómo destruir un proyecto minero. Lo que hacen es totalmente claro y específico. Planean incluso cómo actuar con los medios de comunicación y cómo levantar a la población”.

Perú 21

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *