ProActivo en PERUMIN 35

Antje Wandelt

ProActivo | Los daños que inicialmente se estimaban iban a causar los efectos del cambio climático a nivel global, han sido superados largamente a la fecha por la realidad de los impactos crecientes que está desencadenando, superado todos los cálculos, y especialmente en Europa, que vive en carne propia los severos efectos de “algo que está delante de nuestra puerta para quedarse”, advirtió Antje Wandelt, directora gerente de la Cámara de Comercio e Industria Peruano Alemana.

“Por un lado tenemos el aumento de la temperatura, y Europa es una de las regiones más impactadas, pero también América va a sufrir por esta situación”, agregó al hablar en el marco de Premios ProActivo 2022.

Dijo que igualmente se registra una creciente escasez de agua dulce, que también se agrava cada vez más, y que Perú va a ser uno de los países más perjudicados “lo cual es un tanto cruel, porque se trata de unos los países con más reservas de agua dulce en el mundo, pero su distribución es deficiente”.

Los desastres naturales y la minería

Afirmó que igualmente se vive el aumento en grado creciente de las catástrofes naturales, “fenómenos que llegan por el calentamiento global y nos van a acompañar en los próximos años”.

“El cambio climático hoy se evalúa como uno de los riesgos principales para la actividad minera. Hace poco se publicó una encuesta de KMPG en 23 países, donde las empresas del sector definieron este factor como el principal elemento negativo en la proyección de sus actividades”, precisó.

Sostuvo que para para hacerle frente a esta situación y amortiguarla, se requiere de una acción mancomunada, “pues uno solo no lo puede hacer, ni la minería sola, ni la sociedad sola, ni la política sola”.

“También tenemos que empezar a aprender a convivir con los efectos que conlleva el cambio climático, y eso especialmente en las empresas”, consideró.

El CO2 es la principal causa

Subrayó que la principal causa del cambio climático es la emisión de gases de efecto invernadero (CO2), “que llega masivamente y se queda, y que no hay cómo eliminarlo y se va acumulando”.

“Hoy llegamos a 2,3 mil millones de toneladas cúbicas y nos quedan casi 472 millones para llegar al objetivo de la reducción que se definió en París hace 7 años atrás, para no permitir que la temperatura aumente más de 1.5 grados Celsius, objetivo que hoy se ve muy difícil de lograr”, admitió.

Acotó  que la proyección en el consumo del petróleo hacia el 2050, es uno de los factores principales para la generación de emisiones CO2.

Desarrollo de energía renovable es una alternativa

Aseguró  que para hacer frente a  tales cambios climáticos, una alternativa es intensificar el desarrollo de las energías renovables no convencionales, como el  hidrógeno verde.

“Para el Perú es muy importante desarrollar adecuadamente la geotermia, como lo vienen haciendo Costa Rica y Asia, para la calefacción y climatización que se necesita actualmente”, recomendó.

Manifestó que otro factor, es el uso eficiente de la transferencia de tecnología y conocimiento para que los procesos productivos consuman menos energía, gestionándola más eficientemente. “Así, extender el uso de la energía cinética en ciertos materiales para el calor de diversos procesos, y poder calefaccionar alojamientos y viviendas de la población que rodea a los proyectos mineros”, planteó.

Investigación y desarrollo

También indicó que es menester la capacitación para generar mayores conocimientos técnicos de las personas que maniobran las tecnologías, y que se trata de un tema donde deberían trabajar más unidos la minería y la sociedad, para educar y hacer que este efecto vaya más allá de los mismos proyectos mineros.

“Hay que Integrar la investigación y el desarrollo, lo cual es una de las herramientas importantes para poder lograr mejores y nuevas soluciones para hacer frente al cambio climático”, apuntó.

En Perú crece desaparición de  glaciares

Refirió que estadísticas en torno a la extinción de los glaciares son alarmantes y que, hay   un estudio de una universidad Alemana del 2019, la Erlangen Nuremberg, sobre toda la cabina montañosa de Perú  “y donde se dieron cuenta que del 2000 al 2016, se redujo en un 30% el terreno cubierto por glaciares”.

“Han desaparecido 170 glaciares y este deshielo se está acelerando. Y eso que los glaciares de Perú son muy especiales porque el 92%  son  tropicales, y que  están sobre 4000 metros de altura”, detalló.

Dijo que el agua- incluyendo la de los glaciares-  está directamente relacionada con la energía,  y que en Perú  gran parte de la energía renovable se produce en base de energía hídrica, “y la manera que disminuye este recurso de los glaciares también impacta negativamente en producir ese tipo de energía”.

Con gestión eficiente se puede extender flujo de agua

Destacó que existe una experiencia muy interesante, que es la gestión del manejo de agua de los ríos, y por la cual se puede extender su flujo, reduciendo la velocidad de la corriente, controlando los patrones de erosión y la reducción de transporte.

“Cuidar todo lo que es el hábitat y el paisaje natural de los ríos permite un mayor y mejor uso de sus  aguas. Lo propio sucede con el tema de las aguas fluviales, que es vital cosecharla, como se hace en la sierra, y que es un trabajo que hay que seguir fomentando mucho más”, demandó.

Argumentó que el uso eficiente del agua con procesos de tecnología de tratamiento, haciendo hincapié en todo lo que es capacitación y educación de los actores, es un factor clave para poder generar mayores resultados frente al cambio climático.

“Los efectos de las catástrofes naturales deben tratarse con una gestión integral, considerando que los riesgos no solamente se basan en la evaluación y prevención, sino también en el tema de la superación y la reconstrucción para evitarlos”, puntualizó.

Minería con nuevo modelo de negocio

Al funcionaria alemana manifestó que todo el análisis precitado nos lleva a un nuevo modelo de Negocio, principalmente en la minería, que ya lo está construyendo en el Perú “pero hay que acelerarlo porque el tiempo es bastante corto, ya no tenemos mucho para prevenir mayores efectos del cambio climático”.

En tal sentido, puntualizó que en este nuevo modelo de negocio tiene que primar la denominada economía circular.