Grupo de trabajo evalúa soluciones a problemas generados por derrame de petróleo

El Gobierno Regional del Callao creó y conformó hoy un grupo de trabajo para tratar los problemas generados a consecuencia del derrame de petróleo, ocurrido en las bahías de Ventanilla y Pachacútec, el pasado 15 de enero.

Según la Resolución de la Gerencia General Regional N.° 032-2022, el grupo de trabajo tiene por objetivo coadyuvar la respuesta de los sectores Ambiente y Producción en la aplicación de los planes y decisiones técnicas que se tomen con relación a la emergencia ambiental.

El grupo de trabajo estará integrado por representantes de la Gerencia General Regional; la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente; la Gerencia Regional de Desarrollo Económico; la Gerencia Regional de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial; la Gerencia Regional de Defensa Nacional, Defensa Civil y Seguridad Ciudadana; la Dirección Regional de Salud (Diresa), y la Dirección Regional de Trabajo y Promoción de Empleo Callao.

Ver también:  PetroTal expande su presencia con la adquisición del Lote 131 en Perú

La norma, que lleva la rúbrica del gerente general regional, José Sosa Dulanto Badiola, designa como Secretaría Técnica del Grupo de Trabajo al representante de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente.

Esta disposición se da luego de la reunión de coordinación que sostuvieron funcionarios del GORE Callao y de la Presidencia del Consejo de Ministros, presidida por la Secretaría de Gestión Social y Diálogo del Viceministerio de Gobernanza Territorial de la PCM, donde se trataron las acciones realizadas y por realizar para identificar a los afectados directa e indirectamente por el derrame.

En dicha sesión, la gerenta regional de Desarrollo Económico, Juliana Negrón Quiñones, enfatizó los mecanismos de acción para la reactivación económica de los pescadores y sus familias ante la emergencia ambiental, tales como el mejoramiento e implementación de los materiales de pesca y mochilas de conservación de los productos hidrobiológicos, capacitaciones y asistencia en sistemas de cultivos hidropónicos, crianza de peces, entre otros, que se irán poniendo en funcionamiento en coordinación con los pescadores afectados.