Carlos Cotera Avellaneda

Carlos Cotera Avellaneda, Gerente General de Antapaccay (Foto tomada en mayo de 2018 | Créditos: Antapaccay)

Compañía Minera Antapaccay, propiedad de Glencore y una de las minas de cobre más importantes del país, concedió una entrevista a Desde Adentro y detalló sus planes para lo que queda del 2021 y sus inversiones para el próximo año. Su gerente general, Carlos Cotera, explica la importancia del proyecto Coroccohuayco, así como la de cerrar brechas para reducir conflictos en torno a la actividad minera.

A poco de culminar el año, ¿cómo les fue este 2021 en temas de inversión y producción? ¿La compañía ha cumplido con sus expectativas?

Antapaccay ha mantenido su posicionamiento como uno de los principales productores de cobre del país, siendo responsable del 8% de la producción cuprífera nacional. Venimos trabajando arduamente para poder cumplir con las metas trazadas. Nuestra operación contribuye no solo a la industria, sino también al país y a las regiones, considerando que el cobre es actualmente el principal producto de exportación nacional y que su precio en el mercado viene alcanzando niveles históricos.

¿Cómo ha repercutido esta alza en el canon y las regalías que paga la empresa?

Vemos muy positivo que aumenten las transferencias mineras a las regiones, gracias a los recursos generados por el canon y las regalías. En septiembre reportaron las cifras más altas en más de ocho años, sumando S/ 5,031 millones desde enero. Ello, según cifras del Ministerio de Energía y Minas, representa un incremento de 21% respecto de lo transferido en el 2020, que fue de S/ 4,164 millones.

¿Tienen ya un plan de inversiones de cara al 2022, ya sea en cuanto ampliaciones o exploración?

La empresa seguirá apostando por la contratación de bienes y servicios de empresas de la provincia de Espinar, a los que llamamos proveedores locales. Para Antapaccay es importante generar desarrollo a través de fomentar el empleo en nuestra zona de influencia. Tan solo en el 2020, 56 proveedores locales facturaron S/ 132.9 millones por servicios brindados a nuestra operación. Para el cierre de este año se estima que el importe de contratación de bienes y servicios con proveedores locales sea mayor al generado en el 2020, mientras que para el 2022, no solo se espera superar dichos importes, sino también contar con los servicios de un mayor número de proveedores locales.

¿En qué situación se encuentra el desarrollo del proyecto Coroccohuayco?

Actualmente, el proyecto para el potencial desarrollo y explotación de la zona de Coroccohuayco se encuentra en fase de rediseño y estudios de viabilidad. Consideramos que luego de los estudios que mencionamos, se determinará la viabilidad del proyecto a todo nivel.

¿Qué importancia tiene este proyecto para ustedes?

Coroccohuayco será el futuro motor económico de Espinar, pues cuenta con reservas de cobre para 25 años de producción. Para su desarrollo, Antapaccay viene preparando un conjunto de actividades de enfoque social, que comprenden la contratación de mano de obra local, capacitaciones técnicas para nuestros vecinos, programas de becas para estudios en actividades no mineras, impulso de proveedores locales, entre otras.

¿Qué está haciendo el Estado para sacar adelante este proyecto minero?

El Estado ha anunciado un proceso Consulta Previa para el desarrollo de Coroccohuayco y nosotros respaldamos su ejecución, supeditados a la agenda de trabajo que establezcan las autoridades. En ese contexto, tenemos la voluntad y el compromiso de desarrollar un proyecto minero de altos estándares sociales, ambientales y operativos que contribuya al desarrollo sostenible de nuestros vecinos de Espinar, en la región Cusco.

En su opinión, ¿cómo se podrían generar más inversiones en minería?

Consideramos que el país ya cuenta con un marco legal y tributario robusto que le ha permitido generar altos ingresos fiscales y fortalecer los ingresos de las regiones. La minería ha sido indispensable para afrontar los efectos económicos y sociales generados por la pandemia y tenemos empresas que tienen un importante desempeño, no solo a nivel productivo, sino también como aliados para el desarrollo de sus vecinos. No obstante, es evidente que aún existen brechas sociales que son causantes de los principales conflictos en torno a la minería.

¿Qué se puede hacer para cerrar estas brechas?

Es necesario buscar alternativas para distribuir e invertir mejor los recursos generados por la industria y generar mayor agilidad para el desarrollo de proyectos de infraestructura en temas como salud, educación, agua y saneamiento, transporte, entre otros. Consideramos que ahí es donde deben canalizarse los esfuerzos de las autoridades, además de generar confianza para las inversiones, respetando los acuerdos con las empresas y el marco tributario, brindando seguridad jurídica, entre otros aspectos. Es importante que tanto la empresa privada como el Estado sean aliados para fomentar el desarrollo del país.

Fuente: Desde Adentro (SNMPE)