fundición de cobre

(Foto: Reuters)

Los precios del cobre subían este jueves y volvían a superar los US$ 10,000 la tonelada al igual que las últimas dos sesiones marcadas por las señales de recuperación de las economías más grandes y un impulso en la demanda.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0.6% a US$ 10,009.50 la tonelada. El miércoles el cobre llegó a los US$ 10,040.0, máximo desde febrero de 2011, cuando el contrato alcanzó un récord de US$ 10,190.0 la tonelada.

En tanto, el aluminio se acercó a los US$ 2.500 la tonelada el jueves, un nivel no visto desde 2018, ya que las crecientes tensiones entre China, el mayor productor, y Australia, un importante proveedor de materias primas, dieron impulso a su repunte.

Lee también:  Cobre cae a US$ 9,580 la tonelada mientras fondos y operadores recortan posiciones largas

A las 09:56 (GMT), el aluminio en la LME subía un 1.1% a US$ 2.471,50 la tonelada luego de trepar a 2.476 dólares.

Los precios del aluminio se han disparado casi un 25% este año ante el ascenso en los mercados de materias primas y acciones. Los inversores anticipan que una ofensiva contra las fundiciones contaminantes en China limitará la oferta.

Otro impulso fue que China dijo que suspendería “indefinidamente” todas las actividades en el marco del Diálogo Económico Estratégico China-Australia, lo que profundizaría la crisis en las relaciones.

Australia es un importante productor de bauxita y alúmina que se utilizan para fundir aluminio.

Es probable que los precios sigan subiendo, dijo el analista independiente Robin Bhar. “Los inversores y otros tienen el freno entre los dientes”, dijo. “Si China es más estricta en el cierre de la capacidad de producción contaminante y obtenemos un mercado más equilibrado (…) tal vez podamos ver los US$ 3.000 la tonelada (en la LME)”, agregó.

Lee también:  Candente Copper adquiere proyecto de cobre Canyon Creek, en Canadá

Fuente: Reuters