Varias iniciativas tienen previsto entrar en producción entre los años 2022 y 2024

Planes de construcción por US$ 17,700 millones se inician, en varios casos,entre el presente año y el 2021. Algunos, como Los Chancas, también enfrentan oposición.

En momentos en que el conflicto de Las Bambas aún no se apaga, pese al acuerdo firmado el sábado, la repercusión de la protesta puede afectar la ejecución de otros proyectos mineros situados en la ruta de transporte del llamado corredor minero del sur.

Dicho corredor tiene una longitud de casi 500 kilómetros y constituye una ruta de transporte de la producción que se extrae de las minas Constancia y Antapaccay (Cusco), y Las Bambas (Apurímac), que empalma con el ferrocarril que lleva al puerto de Matarani (Arequipa).

En los tres departamentos mencionados se tiene previsto,entre el 2019 y el 2021 (en su mayor parte), el inicio dela construcción de quince proyectos de minas que, en conjunto, suman inversiones por más de US$ 17,700 millones,según los reportes del Ministerio de Energía y Minas (Minem).

Producción

De acuerdo a la información que las empresas a cargo delas iniciativas reportan al Minem, los proyectos en su mayoría son de cobre, pero también los hay de oro, molibdeno,zinc y hierro. Se estima que entrarían, gran parte de ellos, en producción entre los años 2022 y 2024.

Entre los proyectos más importantes que destacan por sus montos de inversión, está la planeada construcción de la mina a tajo abierto de Hierro Apurímac, por US$2,900 millones, de la australiana Strike Resources, ubicada en la zona norte de Apurímac, y que prevé aportar 20 millones de toneladas métricas finas de hierro al año. Entre los proyectos más importantes que destacan por sus montos de inversión, está la planeada construcción de la mina a tajo abierto de Hierro Apurímac, por US$2,900 millones, de la australiana Strike Resources, ubicada en la zona norte de Apurímac, y que prevé aportar 20 millones de toneladas métricas finas de hierro al año.

A ello se suma el proyecto Los Chancas, de Southern Perú, de US$ 2,800 millones,que ya cuenta con estudio de factibilidad y prevé iniciar construcción este año, para empezar a producir cobre y molibdeno a partir del 2022.No obstante, este proyecto ya enfrenta reclamos dela comunidad de Tiaparó (Apurímac) por presuntos incumplimientos de parte dela empresa, según información de la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, figura el plan para iniciar la explotación, a partir del 2023, de la mina Pampa del Pongo, en Arequipa,de US$ 2,200 millones;del proyecto Haquira, de US$1,860 millones, situado al sur de Las Bambas, también en Apurímac, que espera construirse en el 2021 (ver infografía).

(Foto: Gestión)

No obstante, el más inmediato es Tía María (de US$ 1,400 millones), cuya construcción está prevista para iniciarse en el presente año, sin embargo aún no obtiene la licencia de construcción pese a que en agosto próximo vence el plazo de vigencia de su estudio de impacto ambiental.

No obstante, ya organizaciones sociales de Arequipa evalúan una huelga indefinida si se pone en marcha.

Cifras y datos

Producción. En el corredor minero la operación de cuatro grandes minas genera más de un millón de toneladas de cobre al año, de los 2.5 millones de toneladas que produce en total el Perú.

Proyectos. El corredor minero del sur concentra el 60% de la cartera total.
Apurímac. Alberga el 19.4% de la cartera total de proyectos mineros, que esperan inversiones por US$ 11,353 millones.
Concesiones. Ocupan el 49.1% del territorio de Apurímac, abarcando más de un millón de hectáreas.

Fuente: Gestión