Daniel Cámac

ProActivo | El sector eléctrico tiene que seguir potenciando, apoyando a la minería en su tránsito gradual hacia una economía de carbono neutral. Ahí tiene que contribuir con el uso de energías renovables para descarbonizar el planeta. Así lo afirmó Daniel Cámac, presidente de Premios ProActivo 2021.

El exviceministro de Energía dijo que el sector eléctrico puede proveer a la industria minera, suficiente energía limpia para acelerar el logro de la carbono neutralidad, como ya lo están haciendo algunos actores globales del sector para llegar a esa meta hacia el 2040.

“Sin duda el hidrógeno verde jugará un rol crucial en la descarbonización de la industria   y el desplazamiento de los combustibles fósiles. Todo el consumo de energía que en la actualidad tiene la minería peruana, el 50% está basado en electricidad para todos sus procesos, mientras el 50% restante proviene del diésel para el transporte y acarreo del mineral”, detalló.

Acotó que está demostrado que el hidrógeno verde es más eficiente que otros insumos para generar eficiencia en transporte y acarreo, libre de emisiones.

Perú se ha comprometido a reducir emisiones en 40% al 2030

Cámac recordó que el Perú asumió ante la COP 26, el compromiso de llegar al 2030 con un 40% de reducción de emisiones, que no incluye lo que podríamos conseguir con la utilización del hidrógeno verde en las diferentes industrias de uso intensivo de energía, consideró.

Observó que el hidrógeno verde se produce con energía eléctrica renovable, demanda que hay que atender para generar más energía limpia que requieren los diversos sectores, sobre todo la minería que se encuentra en un crecimiento sostenido.

“No podemos perder de vista estos compromisos que el Perú está asumiendo. Eso es fundamental y el sector minero, sin duda, lidera esa transición”, subrayó.

Destacó que Premios ProActivo 2021 deja valiosas conclusiones en esta materia para su aplicación en iniciativas de los sectores público y privado, y bajo el sello de la innovación que este campo requiere.

US$ 24 mil millones, en inversión en 30 años

En otro momento, destacó que desde los años 90, en el sector eléctrico se ha invertido más de US$ 24 mil millones, a lo largo de toda la cadena de suministro. Desde la generación (U$S 15,381 millones), transmisión (U$S 3,698 millones), distribución (U$S 5,405 millones) y electrificación rural (U$S 2,196 millones).

“Un inmenso crecimiento del sector en términos de producción para abastecer el mercado eléctrico peruano, incluyendo a los sectores con más uso intensivo de electricidad, como la actividad minera. Además, se ha impulsado notablemente la electrificación rural”, anotó.

Precisó que las inversiones en infraestructura se han triplicado, y que en la parte de la generación han pasado de tener 4,4 gigavatios en 1995 a más de 15 gigavatios el 2019.

Destacó que “de cerca de 9 mil kilómetros se ha pasado a más de 30 mil kilómetros de infraestructura de gran capacidad. También se ha triplicado. Además, con líneas de 500 mil voltios, cosa que antes era una utopía, y ahora vamos avanzar a las líneas de 750 kilovoltios, especialmente en la zona norte y sur del país, que son las de mayor consumo de energía”, apuntó.

Durante su exposición refirió que existen muchos proyectos mineros en diferentes zonas del Perú, que requiere de un respaldo de mayor generación energética, lo que significa “crecer en líneas de transmisión y calidad porque las operaciones mineras están distribuidas a lo largo de todo el territorio nacional”.

Asimismo, subrayó que, debido a ese crecimiento del sector eléctrico, han podido tener mayor confiabilidad, “24×7”, todas las industrias y en particular el sector minero, que brinda grandes aportes económicos al país.

Gran aporte del gas natural

Resaltó que la transformación del sector eléctrico peruano, no solamente ha sido en términos de crecimiento de megavatios o gigavatios, “sino también en calidad”.

“En calidad, a diferencia de otros países, hemos transitado un poco en el camino al carbono neutralidad con el valioso aporte del gas natural, que ha sido un insumo muy importante para ir desplazando al diésel”, acotó.

Al respecto, afirmó que la generación eléctrica en el país está basada fundamentalmente en la producción hidroeléctrica, el gas natural y las energías renovables no convencionales.

“Tenemos suficiente y eficiente capacidad de generación para seguir abasteciendo las 24 horas del día. El sector eléctrico no ha parado durante la pandemia y hemos mantenido el suministro todo el día, basado en generación de energía limpia”, puntualizó.

Indicó que, dentro de las actividades económicas, la minería es la de mayor consumo de electricidad, con cerca del 62% del consumo total del país.

Finalmente puntualizó que, con relación a otros países, “los precios de electricidad en el Perú son más competitivos”.