Diana Rake explica cómo identificar a los empleados tóxicos (Video)

4 min read
423

ProActivo | , Socia de Transearch, nos habla en un video publicado por Gestión, sobre los . Estos, si bien son la minoría, a veces se nos pasan del reclutamiento y cuando ya los tenemos adentro debemos saber detectarlos a tiempo para que no nos bloquee, o nos baje la productividad.

A continuación explicaremos estos cuatro tipos de empleados de quienes, según la revista inglesa Grapevine,  hay que tener mucho cuidado:

El zombie

Se caracteriza por hacer el mínimo esfuerzo, no trata de manipular a nadie, ni de hacer daño a nadie. Solo quiere invertir el mínimo de tiempo indispensable, no produce iniciativas. No tiene ganas de mostrarse en su mejor versión. Está contento con la tranquilidad de hacer su trabajo al pie de la letra. Si le piden más le va a costar. Delante del jefe puede moverse un poco más rápido para que lo vean; pero si se va el jefe va a volver al estado de letargo.

El perfectito

Es una persona que tiende a que todo salga como él o ella quiere, si se salen un milímetro de lo que piensan que es correcto, entonces se puede incomodar, ponerse hasta dramático y puede que inclusive culpe a otros y se sienta inseguro. Esto es porque no está acostumbrado a ser vulnerable y quiere poder controlar todo.

El oportunista

Va a buscar cualquier oportunidad para adelantar en su carrera profesional; pero ese avance no  va a ser de la mejor forma, ya que muchas veces van a cortar esquinas y van a dañar a otras personas con tal de ser ellos los que avancen. Lo principal para ellos es ser promovidos y crecer lo más rápido posible. Puede ser hasta culpando o incomodando a otras personas y muchas veces camufla ante su jefe; pero ante sus pares o subordinados son distintos. Se debe tener mucho cuidado con este tipo de personas.

El graciosito

El típico que le encanta llamar la atención de la mayoría de la gente o de su equipo y que está perennemente a la broma, es decir haciendo chistes o haciendo comentarios con ligereza que a veces llega a incomodar a las personas que trabajan con él.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.