Recursos Humanos

 
A través de la empresa Rankmi, directivos de Gestión de Personas de diversos rubros comparten sus consejos sobre cómo enfrentar de la mejor manera los desafíos que se avecinan este año.

Empatía y diálogo para actuar en un entorno incierto

Alberto García, VP de Gestión Humana y Sostenibilidad de AFP Integra (SURA )

Lo que me ha dejado esta crisis es que ser empáticos y dialogar son dos factores de mucha relevancia. Tener la capacidad de ponernos en el lugar del otro nos permite conectar y entenderlos. Comprender a los demás ayuda a estrechar los vínculos y genera confianza, que es indispensable para el diálogo, otro factor clave.

Al escuchar y dialogar honestamente, enriquecemos nuestro punto de vista y tenemos la posibilidad de crear nuevos escenarios para actuar. Pero hay que dialogar con personas que sean diferentes a nosotros y que piensen diferente también. Escuchando y respetando la opinión del otro siempre tendremos una mayor oportunidad de construir juntos escenarios mejores.

Para lograr la sostenibilidad de los negocios y relaciones de confianza, nuestras acciones y oferta de valor deben considerar las expectativas de los diversos grupos de interés y demostrar que estas son tomadas en cuenta.

No vivas sin un propósito claro

Bernardo Sambra, Gerente Corporativo de Gestión y Desarrollo Humano, BCP y Credicorp

Esta pandemia nos enseñó muy claramente que todos nuestros planes, objetivos y hasta creencias pueden cambiar en cualquier momento.

Sin embargo, todo es diferente cuando logramos hacer las cosas teniendo un propósito claro. Cada paso, cada emprendimiento, cada giro que damos en nuestra vidas cobra un sentido diferente cuando tenemos un por qué.

No se trata de tener un solo propósito en la vida, de hecho este puede cambiar o evolucionar en el tiempo a medida que maduramos y nos desarrollamos.

Empresas y personas pueden y deben tener un propósito y, cuando ambos se encuentran, se produce, para ambos, un enorme efecto multiplicador.

Ayudemos a nuestras organizaciones a encontrar y vivir su propósito buscando en todo momento atraer al talento que conecte con el mismo.

Aprender a aprender y adoptar una curiosidad radical

Carlos Montalván, Corporate Head of Talent & Learning, Grupo Intercorp

Los profesionales enfrentamos el reto de aprender cosas nuevas todo el tiempo para mantenernos vigentes y contribuir a que nuestras organizaciones se mantengan a la vanguardia. Pero el ritmo de crecimiento exponencial de nuevo conocimiento hace imposible que podamos “saber todo”. Por ello, más que obsesionarnos por aprender todas las nuevas habilidades, debemos aprender a aprender, es decir, entender cómo es que aprendemos cosas nuevas de manera veloz.

Encima, la pandemia nos ha hecho adelantar cinco años en dos meses, de acuerdo con McKinsey. No es humanamente posible absorber todos estos cambios, pero sí tenemos la capacidad de mantenernos radicalmente curiosos hacia el mundo, nosotros mismos, los clientes y los colaboradores, con la mente y corazón abiertos, y aprender ágilmente lo que el futuro nos depara.

Lee también:  El petróleo cae por casos de COVID-19 en China y el elevado inventario

Sé flexible y sé más abierto al cambio

Carlos Vivar, Director Corporativo de Talento, Arca Continental – México

En tiempos tan inciertos y acelerados como los que vivimos y seguiremos viviendo, la flexibilidad será uno de los atributos más importantes. Pero se trata de flexibilidad entendida como la capacidad de saber combinar las necesidades del negocio con las de tu gente. En definitiva, tener diferentes procesos para cada uno de tus colaboradores: dejar que escojan su horario de entrada y salida (con ciertas normas mínimas),mantener sistemas de trabajo híbridos en forma permanente, entre otros.

Pero a lo que me refiero también tiene que ver con la capacidad de cuestionar todos los procesos, incluso los que están bien, e inculcar en los demás líderes de tu negocio las ganas de aprender y ver cosas nuevas. Enséñales a ver nuevas formas de hacer negocio, a diversificar o especializar la compañía (lo que corresponda).

Conocer cuál es el plan vital de tu equipo

Diego Pérez, Corporate Head of Talent & Organization, Grupo Romero

Más allá de tener sesiones de feedback profundas, útiles y que les aporten valor, pídele a cada integrante de tu equipo que te cuente cuál es el plan de vida que tiene para los próximos cinco años.

El objetivo es que se visualicen haciendo al final de los mismos en tres escenarios:

1. Business as usual: misma tendencia que hasta ahora.

2. Escenario agresivo: con ciertos cambios y metas más exigentes.

3. Escenario disruptivo: cambio total de 180 grados sobre lo considerado “normal”, cambio de función o incluso de actividad.

Con eso tendrás las herramientas para poder ayudar cada uno de ellos a alcanzar sus metas.

Asimismo, es sorprendente cómo te permitirá llegar a conocer a cada uno de ellos con mucha más profundidad.

El valor de inspirar a nuestros colaboradores

Mariela Prado, VP de Gestión Humana y Sostenibilidad, Intercorp Retail

Asumir el liderazgo de un equipo será siempre un desafío. Tener en nuestras manos la posibilidad de influir en el desarrollo de nuestros colaboradores y orientar su norte profesional es una gran responsabilidad y, sobre todo, un privilegio.

Por eso, más allá de coordinaciones y planes, los líderes debemos desarrollar la capacidad de inspirar permanentemente a nuestros equipos, promoviendo la mejor versión de ellos mismos. Y para inspirar hace falta estar al servicio, conocer realmente a nuestros colaboradores, sus sueños, metas y propósitos y, sobre la base de ese conocimiento, encontrar el camino para acompañarlos y movilizarlos. Se necesita entonces prepararnos sin descanso para compartir aquello que vincula su esfuerzo diario con la visión trascendente de la compañía y su propósito, es decir, con aquello que brinda sentido y sin lugar a dudas realización profesional.

Lee también:  Contratistas de Yanacocha donan 47 balones de oxígeno al Hospital Regional Docente

Debemos cultivar el hábito de aprender

Claudia Valdivia, VP Corporativo de Talento, Breca

Como personas y organizaciones debemos pensar tanto en los resultados como en nuestros aprendizajes para el futuro. Solo desarrollando el hábito de aprender y sistematizar lo aprendido, garantizamos un crecimiento sostenido y sostenible.

En un entorno de constante cambio, requerimos desarrollar nuestra capacidad de adaptación. Para ello, si bien podemos capitalizar sobre nuestras experiencias pasadas, requerimos desarrollar la capacidad de tomar decisiones con información incompleta e incertidumbre.

Debemos mantener una actitud abierta a la observación, a la escucha activa y la extracción de nuevas evidencias que soporten nuestras decisiones. En la medida en que la generación de nuevos contenidos y tendencias se desarrolle de manera acelerada, las organizaciones se apoyan en su cultura; es decir, en sus normas y valores compartidos.

Una tarea pendiente: preguntar más y mejor

Paola Ruchman, VP Corporativo, Alicorp

Aprender permanentemente es un ejercicio de humildad y vulnerabilidad. Para aprender tenemos que ser conscientes de que hay algo que no sabemos y eso se refleja muchas veces en buenas preguntas.

Los sistemas de educación e incluso de liderazgo tradicionales han premiado históricamente el tener respuestas, despriorizando la importancia de aprender a hacer las preguntas correctas de la manera adecuada.

En el contexto de cambio acelerado que vivimos, es fundamental que podamos detenernos a plantear el problema a resolver como una pregunta y asegurarnos que estamos alineados con todos los stakeholders relevantes en que esa es la pregunta a responder. Las preguntas son empoderantes y promueven la creatividad y colaboración, condiciones clave para poder innovar, como todos aspiramos a hacer en nuestras organizaciones.

Gestión de personas como aliado estratégico

Silvio Brigneti, VP de , Comunicación Corporativa y Seguridad, Cía Minera Antamina S.A.

Mantente siempre al día sobre lo que pasa en tu empresa y en tu sector. debe ser no sólo un área de soporte, sino un aliado estratégico y un gestor del cambio. El conocimiento de lo que es importante para nuestra organización es indispensable para adelantarnos a las situaciones y adoptar medidas proactivas.

Lo mismo es válido, por supuesto, en los avances de los procesos y temas de Recursos Humanos. Esto no significa seguir la última tendencia de moda. Sin embargo, es necesario identificar aquello que nos ayudará a ser más eficaces y eficientes y, por lo tanto, más alineados con las metas de nuestras organizaciones.

Lee también:  (Exclusivo) Scotiabank: Viviremos superciclo de precios de los metales

Asimismo, acuérdate que nuestro campo son las personas y que nuestras estrategias, planes y decisiones las afectan directamente. Tenemos con ellas tanta responsabilidad como para con nuestras organizaciones.

El objetivo: una comunicación cercana y empática

Verónica Valderrama, Vicepresidenta de Recursos Humanos, Gold Fields

Se necesita de líderes cercanos, con una comunicación abierta, transparente, que puedan transmitir claramente la visión que se tiene y mantenerla viva, pero acompañada de conexión emocional.

Hablar desde el corazón, humanizarnos y demostrarles a nuestros equipos que estamos juntos en la búsqueda de la excelencia. De nada sirve ser un líder que comunica sino sabe escuchar.

La comunicación hoy debe ser abierta, sin sesgos ni restricciones, tenemos que permitir que nuestros equipos manifiesten sus preocupaciones, aporten sus ideas y también puedan decir con confianza lo que no les parece.

Desarrollar la empatía va a permitir conectar con los demás de una manera más cercana, entender mejor las emociones de los demás, nos va a ayudar a construir relaciones de confianza que afianzarán la comunicación.

Una guía para cumplir objetivos

Alonso Castro, country manager de Rankmi

En Rankmi, hemos apoyado a distintas organizaciones a gestionar de manera más eficiente todos los procesos ligados al desarrollo organizacional. Por eso, en este difícil contexto, nos quisimos conectar con los principales líderes en Gestión de Personas del . Nuestra meta era que a través de su experiencia, visión y consejos, todos pudiésemos hacer llegar un mensaje potente a todos líderes de Recursos Humanos y entregarles una guía que les permita cumplir con los objetivos que se han trazado en este difícil año que acaba de empezar.

El difícil momento que estamos atravesando es producto de una crisis profundamente humana, a diferencia, por ejemplo, de la crisis financiera “subprime” del 2008, en la que los que salvaron el día fueron los gerentes de finanzas.

Hoy los que han tomado las riendas, manteniendo a las personas conectadas a una cultura organizacional, incentivando la productividad y manteniendo a una fuerza laboral comprometida, son los líderes de Recursos Humanos.

Esto sin duda marcará un precedente en las organizaciones durante este y los próximos años.

Reacción rápida, aprendizaje en la contingencia y preparación para el futuro son las etapas que la mayoría de estos líderes creen que se deben transitar para avanzar en medio de esta “nueva normalidad”.

Sacar a flote la operatividad de las compañías sigue siendo el principal objetivo de todos los líderes corporativos, y el talento humano será la clave para lograrlo.

Fuente: Gestión