Edgardo Orderique, gerente general de Las Bambas

Edgardo Orderique, gerente general de Las Bambas

Las Bambas seguirá apostando por invertir en el Perú, considerado por la empresa como una plataforma de crecimiento en Latinoamérica. Con tal propósito, pasa de un modelo de revisión de conflictos a otro de desarrollo y ejecución de proyectos, explicó Edgardo Orderique, Gerente de Operaciones de Las Bambas.

“La empresa pasa de un modelo de revisión de conflictos a uno de desarrollo y ejecución de proyectos que es importante para ambas partes (empresa y comunidades)”, sostuvo Orderique al referirse a una de las minas de mayor producción de cobre en el mundo.

“Existe plena confianza en encontrar recursos (minerales) adicionales, lo que dará mayor valor a dicha operación minera”, dijo.

En otro aspecto, refirió el fuerte compromiso de todos los colaboradores para buscar la excelencia operacional, la mejora de los procesos e ir hacia una tecnología inteligente al 2030.

Al referirse al desarrollo minero en general, demandó políticas gubernamentales que agilicen los procesos de permisología, para viabilizar oportunamente los proyectos.

“El Perú es un país que tiene grandes condiciones para seguir operando en una gran plataforma de crecimiento a nivel de Latinoamérica. En Las Bambas, hemos desarrollado sólo el 10% de las concesiones mineras. Tenemos por delante todavía la exploración del 90% de las 35 mil hectáreas de concesiones que tenemos”, subrayó.

Ver también:  Las Bambas: Tercer Molino de Bolas iniciará muy pronto su etapa de producción

Agregó que también se necesita el fortalecimiento de la institucionalidad y el respeto al Estado de Derecho por parte de todos los actores que permitan viabilizar acuerdos sostenibles con las comunidades; así como la necesidad de prevenir y gestionar los desafíos sociales oportunamente y no “después de”, cuando la situación se ha agravado.

Costos

El costo de los conflictos en Las Bambas del 2016 a septiembre de 2022 es de 528 días con operaciones interrumpidas en el transporte de concentrado. Solo por la última suspensión de sus trabajos, el Perú dejó de percibir más de US$ 540 millones en exportaciones y US$ 296 millones en impuesto a la renta y regalías.

“Apurímac dejó de percibir S/ 182 millones y 75 mil familias que dependen de alguna forma de Las Bambas han sido impactadas. No obstante, seguimos adelante en el trabajo de desarrollo social de las comunidades”, destacó.

Durante los meses  de julio, agosto y septiembre la empresa operó normalmente y conformó 6 mesas de diálogo con el Estado y las comunidades para solucionar el cumplimento de los compromisos que se habrían acordado años atrás.

“De estas 6 mesas, ya tenemos 4 con prácticamente 100% de remoción de compromisos y solamente hay dos mesas pendientes en relación a las comunidades de Huancuire y Fuerabamba, que tienen relación en el tema de adquisición de tierras”, informó.

Ver también:  Las Bambas: Sindicato pide intervención del Gobierno tras bloqueos

Aquello demuestra cómo están pasando de un modelo de revisión de conflictos a uno de desarrollo y de ejecución de proyectos, dijo Orderique. “Actualmente  implementamos un programa integrado de empresarios comunales y de prioridad local. Para eso, hacemos un diagnóstico de la demanda, de parte de las comunidades y también de los contratistas. Tanto de proyectos sociales como públicos”, añadió.

Bajo esa estrategia, están creando un centro de empresarios comunales, que puedan competir en el mercado. Se sumará un centro de empleabilidad y desarrollo para generar capacidades entre la población, y participarán también las organizaciones sociales y universidades. “Las Bambas ya está transfiriendo el transporte de concentrados en un 40% hacia las comunidades de Ferrobamba. Son 16 comunidades con alrededor de 154 camiones y tienen que estar asociadas para poder tener un nivel de eficiencia adecuado a estos servicios”, manifestó.

En cifras

Desde su creación la cuprífera operada por MMG ha invertido unos 40 mil millones de soles hasta la fecha.

El gerente general de operaciones de Las Bambas, recordó que la minera participa con el 1% de la economía peruana y contribuye con el 72% de la economía de Apurímac. Ello, producto del pago de impuestos, canon minero, regalías y gasto social. Además, 75 mil personas dependen de sus operaciones, ya sea como personal directo, contratista o personal inducido.

Ver también:  Minera Las Bambas inicia reducción de operaciones por bloqueos

“Tenemos 8,000 puestos de trabajo, de los cuales 2,000 corresponden a personal directo y la diferencia a los contratistas. Arriba del 50% pertenece a mano de obra regional entre Cusco y Apurímac. Las adquisiciones y servicios locales suman alrededor de 1,500 millones en los últimos años”, pormenorizó.

Aseguró que antes de Las Bambas, Apurímac tenía un PBI de alrededor del 5%, y que en los últimos años ha subido a casi 29%, y que Apurímac ha pasado del quinceavo puesto como presupuesto público al cuarto puesto actualmente.

Emisiones de GEI en cero al 2050

En los lineamientos ESG, las principales acciones están dirigidas al tema ambiental, cuya meta es reducir el 40% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) al 2030, y al 2050, llegar con 0% de emisiones. El 100% del consumo eléctrico proviene de energía renovable. “Es un gran impacto para Las Bambas, en el propósito de llegar a una política ambiental con cero emisiones en los siguientes años”, apuntó en el marco del reciente Perumin 35.