(Exclusivo) Destacadas ejecutivas delinean al Ministro de Energía y Minas post Bicentenario: Líder, asertivo, resiliente e innovador

26 min read
2,996

ProActivo

Por Mónica Belling

Empático, líder, asertivo, innovador y con capacidad de servicio, son algunas de las cualidades del futuro ministro del sector Energía y Minas. Connotadas empresarias, ejecutivas y funcionarias definieron las cualidades y habilidades de las que debe estar dotado quien ocupe el más alto cargo en el . Bárbara Bruce, Ángela Grossheim y , fueron panelistas del evento “El ADN del Perfil del futuro Ministro de Energía y Minas post-bicentenario”, organizado por en colaboración con y ProActivo.

Empático, proactivo e innovador, con capacidad de servicio

“Este es un sector que debe ser dinámico, proactivo, innovador y que tiene que ver hoy en día en cómo convalida sus funciones”, expresó, al inicio de la sesión, la empresaria Bárbara Bruce, country manager de .

“Antes en el sector solo importaba el contrato de producción. Ahora ya no, es un 360 (es completo). No estoy solo con mi contrato. No estoy solo entre el dinero del petrolero o generador. Tengo una comunidad, una ciudad, una provincia, una nación”, explicó.

En ese sentido dijo que “el futuro ministro no puede ser el experto total, porque tiene demasiadas actividades de otras implicancias. Sin embargo, sí tiene que tener empatía, comunicación, y estar compenetrado con la política y poder conseguir consensos”.

Agregó que el expertis que pueda faltarle en determinado tema, podrá cubrirlo con un equipo de altas competencias, que le sume conocimientos sobre el sector. “Pero tener un gran equipo también es algo complicado. Y lo complicado (es que expertos) del sector privado suelen decir ‘no me puedo meter al sector público jamás’. Pero pedimos que el sector público accione bien”, cuestionó.

Consideró que, además del apropiado ADN del titular del (), todos los actores involucrados en el sector tengan las mismas capacidades de servir, de ser responsables y de querer el desarrollo del país.

“El sector público no puede avanzar si el sector privado -motor de la inversión- no está presente. Y el motor de la inversión no puede desarrollarse, si no le salen los permisos, el consenso entre los gobernadores y otras autoridades para poner en marcha los proyectos”, argumentó.

Necesita un plan de gobierno

Ante una interrogante de ProActivo, Bruce dijo que es difícil tener una mirada de largo aliento en el sector minero energético con tantos cambios ministeriales seguidos. “Pero puede darse cuando hay un plan, no del ministerio, sino del gobierno -de entre 5 a 20 años- por decirlo. Y se sabe a dónde se quiere llegar en los diversos sectores”, explicó.

También te puede interesar:  Inversiones mineras superaron los US$ 4,000 millones en setiembre

“No debe quedarse pasivo a esperar que las cosas cambien. Si las cosas no se dan, no se desarrollan. Hay que asumir responsabilidades para que este sector -con tantos recursos- se desarrolle más rápido, y no esperar un quinquenio o tres quinquenios”, reflexionó.

Buen comunicador y político

A su turno, la gerente de Estudios y Proyectos del IIMP, Ángela Grossheim, estimó que un ministro debe actuar con capacidad de gestión y el respaldo de un equipo. “No puede gestionar solo, necesita un equipo y tomar decisiones oportunas sin duda alguna; para lo cual requiere de gente que lo ayude”, apuntó.

Acotó que, además, tiene que ser un buen comunicador y político porque tendrá que reunirse con alcaldes, gobernadores, congresistas, autoridades indígenas, líderes de comunidades y empresarios, entre otros, para tomar conocimiento de demandas y luego procesarlas. “Eso lo enriquece para tomar una mejor decisión bajo consensos, es un tema que tiene que aprender a trabajar, pues es muy difícil tener que lograrlos dentro del mismo Ejecutivo, ante el cuestionamiento de alguna iniciativa de parte de otro ministerio”, detalló.

Fundamentó que esa situación suele presentarse, dada la enorme importancia que tienen las decisiones del debido a que gestiona el sector que mueve la economía nacional.

Sólidas políticas públicas y descentralización de la gestión

La analista sostuvo que cuando alguien asume el reto de ser ministro, viceministro u otra alta función pública, debe ser consciente de que el sector estatal es una tubería más compleja de lo que es el sector privado. “Va a tropezar con múltiples procedimientos ajenos al sector privado, y sabe que va a ser auditado, fiscalizado”, indicó.

Grossheim consideró que el país requiere de sólidas políticas públicas permanentes en el tiempo y en donde todos los sectores actúen de manera coordinada, evitando así que los ministros se confronten en torno a diversas iniciativas, en las que no concuerdan.

“Tenemos que partir por medidas públicas estables que lleven al empoderamiento de los gobiernos nacionales y subnacionales. Porque el gran problema es la falta de capacidad de sus funcionarios. Se ha descentralizado el gasto. Pero no la gestión”, pormenorizó.

Confianza y asertividad

Dijo que otro factor importante es la generación de confianza ante los ciudadanos de zonas alejadas, qué es donde se realizan las inversiones, a partir de entender que muchas veces no les llegan los servicios públicos.

También te puede interesar:  Proinversión licitará este miércoles tres proyectos de transmisión por cerca de US$200 mlls.

“Tenemos que ponernos en sus zapatos y no imponiendo situaciones o ‘sistemas de desarrollo’ muy occidentales. Porque fracasan y lo hemos visto en varias de las ciudades del entorno (la reubicación de poblados, por ejemplo)”, anotó; y comunicar asertivamente sobre los impactos ambientales y el trabajo que se va a hacer para contrarrestarlos.

Consideró que al ser los proyectos mineros de largo plazo -40 años a 50 años-  es menester que las comunidades se conviertan en socios estratégicos de las empresas mineras que deben aprender a convivir con la comunidad que la rodea y ayudarlas a desarrollarse con proyectos diversos.

Los puntos comunes de desarrollo

Grossheim remarcó que durante su gestión ministerial le tocó participar de un Gabinete en donde pensaban medianamente igual, con diferencias, pero bajo una misma visión de país. “Es un reto y desafío conversar con gente que piense tan diferente, pero siempre encuentras un punto en común, un tema en el cual podías avanzar y generar consensos. Y eso hay que buscar”, acotó.

Opinó que existen puntos en común que caen por sí solos, como el cierre de brechas; y que parte de eso depende de la inversión privada que contribuye con obras de desarrollo en las comunidades en donde opera.

Valoración del peruano en materia de innovación

Por su parte, la CEO de , subrayó sobre las competencias de los peruanos en materia de innovación tecnológica que se aprecia en la industria mineroenergética. “Se habla muchísimo de innovación y de tecnología. Y tenemos capital humano en Perú muy bueno para esa tarea. Estamos capacitados para estar en las grandes ligas y presentes en el mundo moderno”, recalcó.

Empatía y competitividad

De otro lado, expresó que a las empresas les falta aprender sobre el rol creciente que asumirán en la ayuda al vecino de sus proyectos.

“Debemos preocuparnos por quienes tenemos como vecinos, pues si no tenemos empatía por la problemática de nuestra gente no podremos llegar a ningún lado, ni mostrar al Perú como lo queremos”, aseguró.

Consideró que de esa manera el país llegará súper bien parado al 2025 y 2030, pues si bien está influenciado por el contexto internacional (de conflictos), promete a su vez un mundo innovador, competitivo y con constantes cambios tecnológicos en los sectores de minería, hidrocarburos y electricidad. Lo que le falta es trabajar todas las habilidades para ganar confianza.

También te puede interesar:  Minem inicia obras de electrificación que beneficiarán a más de 7,100 cajamarquinos

Liderazgo y positivismo

Flores-Aráoz reiteró que cuando hay líderes en las instituciones públicas, que saben tomar las decisiones oportunas, “respondiéndole a la prensa, dando la cara y yendo hacia adelante, las organizaciones se fortalecen. Pero si el líder de un ministerio, por ejemplo, no toma las decisiones, el equipo -sea viceministro, director general de electricidad, hidrocarburos, minería, recursos ambientales, sociales y demás- tampoco tendría que tomar una decisión rápida en un expediente”.

Consideró que la “permisología”, requiere acción las 24 horas los 365 días del año; y que en regulación, corresponde adaptarse a los cambios globales para ser eficientes y ver cómo hacer para interrelacionar más las actividades propias de todos los ministerios, como infraestructura básica.

“Se necesita una transformación cultural y una dosis de positivismo de que las cosas se pueden hacer rápido, y que el ADN del funcionario público es recontra importante porque está para servir”, anotó.

Un pack de política, resiliencia y dominio de un amplio campo sin ser experto

Al finalizar la sesión la presidenta de , , consideró que el complejo cargo tendrá que asumirlo un político o política, generalista, resiliente y con vocación de servicio, desafiado muchas veces por una serie de asuntos que le impide gestionar como quisiera y en un ámbito en el que tratará con nativos digitales.

“Tendrá que ser un generalista, con una serie de cualidades mencionadas; y desde el principio deberá asumir este reto como un servicio para la patria. Con paciencia, habilidad, resiliencia de saber cómo coordinar, cómo colaborar, cómo ser político o política, y luchar en diferentes distancias donde tendrá que ejercer su ámbito y sobre todo, comunicar. Defender posición, pero siempre tratando de no ofender a las otras instancias”, acotó.

Por su parte, , Socia , miembro del board de , al cerrar la sesión recomendó mejorar el sentido de comunidad, igualdad y de tolerancia de todos los peruanos para lograr que ese funcionario pueda encajar en los requerimientos planteados.

DATOS:

En los últimos cinco años, la cartera Energía y Minas ha sido ocupada por tres mujeres, en un contexto de vertiginosos cambios tecnológicos y sociales. (febrero 2015 – julio 2016), fue la primera mujer en ejercerla; (julio 2017 – enero 2018); y Ángela Grossheim Barrientos (enero 2018 – abril 2018).

Cargar más artículos relacionados
Cargar más por Mónica Belling
Cargar más en Artículos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

code