exportaciones-cobre

Las exportaciones de cobre de China aumentaron por tercer mes consecutivo en mayo, hasta alcanzar su mayor nivel desde marzo del año pasado, mostraron datos de aduanas, ya que los elevados precios internacionales alentaron a los operadores a enviar más embarques del metal al exterior.

China es el principal consumidor de cobre del mundo y rara vez exporta grandes volúmenes.

Sin embargo, la escalada del mes pasado en los precios del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) a un máximo histórico no solo ha hecho que las importaciones sean menos favorables para China, sino que también ha incentivado los envíos al mercado externo.

Las exportaciones de cobre en bruto y productos del metal rojo alcanzaron 79,044 toneladas el mes pasado, dijo la Administración General de Aduanas.

Lee también:  Minsur efectúa el segundo pago por la compra del proyecto de cobre Lara, en Ayacucho

La cifra representa un alza de 3.4% respecto de abril y un aumento de 67.7% interanual, hasta un pico desde marzo del 2020, cuando la epidemia de coronavirus provocó un colapso inicial en la demanda china y llevó al país a exportar casi 94,000 toneladas.

El diferencial entre la LME al contado y los contratos de cobre de Shanghái fue mayormente negativo en mayo, según datos de Refinitiv Eikon, lo que hizo que las exportaciones de metales chinos fueran más favorables.

En los primeros cinco meses del 2021, China exportó 369,403 toneladas de cobre, dijo la oficina de aduanas, un 10.5% más que el año anterior, en una tendencia que también apunta a un menor consumo interno.

“El aumento de las exportaciones refleja una demanda más débil en el mercado nacional”, dijo Wenyu Yao, estratega de materias primas de ING, agregando que los operadores elegirían entregar metal a los almacenes de la LME en Asia en lugar de vender en China continental si el negocio es más rentable.

Lee también:  MMG: Las Bambas cuenta con suficiente abastecimiento para cumplir con despachos

La LME tiene almacenes registrados en Corea del Sur, Japón, Malasia, Singapur y Taiwán.

Fuente: Reuters