Alberto Almendres, presidente de la Cámara Oficial de Comercio de España en el Perú

Alberto Almendres, presidente de la Cámara Oficial de Comercio de España en el Perú

La inversión española contribuyó con unos 40,000 millones de dólares a la economía peruana entre 1993 y el 2019, el equivalente a un 1% anual del PBI del país andino a lo largo del mismo período, revela un informe de la Cámara Oficial de Comercio de España en el Perú y la Universidad del Pacífico.

El documento recoge en cifras el impacto cuantitativo de la acción de las empresas españolas en el Perú, un significativo aporte que se tradujo en la creación de un millón 273,366 empleos directos e indirectos en el país.

“El informe señala que este aporte se sostendría en unos 20,000 millones de dólares en inversión y reinversión directa de las empresas, pues los españoles han reinvertido en el Perú, no han regresado los capitales. Lógicamente esto ha crecido con el tiempo, pues las inversiones han tenido una mirada de largo plazo, largo recorrido”, apuntó el presidente de la Cámara Española, Alberto Almendres.

Valoración

El informe recopila datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática de Perú, del Banco Central de la Reserva de Perú, la Hacienda peruana y de la secretaría de Estado de Comercio de España, entre otros organismos, y los procesa bajo modelos académicos para desagregar de forma sistemática los aportes de las inversiones a cada sector de la economía, el empleo y las finanzas públicas.

“Queríamos ponerle datos a la inversión española, para saber valorarla. Y decidimos mirar a los últimos 30 años para ver con perspectiva. Todo comienza a principios de los años 90 (del siglo XX), con la llegada de las empresas más grandes, la primera internacionalización de las empresas españolas. Es una llegada a un país que no tenía cultura de inversión. España puso su marca allí, donde ahora la podemos calificar como uno de sus grandes inversores”, indicó Almendres.

El documento también apunta que la inversión española, gracias al incremento del PBI, ha tenido un significativo aporte a la recaudación tributaria del Perú, equivalente a 1,400 millones de dólares.

En el impuesto general a las ventas (IGV), el estimado es que la inversión española es responsable del 0.7% de todo lo recaudado en el período de estudio. La inversión española llegó al país en tres “oleadas”, que han acompañado el desarrollo del Perú.

Tres tipos

“Al principio llegaron las más grandes, que actúan sobre sectores públicos o masivos, como Telefónica o Repsol y el BBVA. Es una gran inversión, que influye mucho. Luego vinieron los constructores, vinculados con proyectos de infraestructura. Y a raíz de la crisis en España (2008) llegaron las pymes”, recordó Almendres.

Pese a esta diversidad, 414 empresas españolas operando en el país, es un hecho que han venido a instalarse. “Muchas han puesto filial o subsidiaria, muchas de ellas hoy en día son empresas peruanas, con ejecutivos peruanos, que continúan siendo inversión española”, indicó.

Fuente: El Peruano