desempleo en Lima - Perú

Los últimos datos muestran importantes riesgos para la economía, la inversión privada y el empleo. Las expectativas de la economía a 3 meses acumulan 17 meses en terreno pesimista. 

Con el objetivo de seguir monitoreando los diferentes indicadores que muestran la evolución de la economía peruana, el Instituto Peruano de Economía (IPE) publicó una nueva edición del ‘Termómetro económico’. Los últimos datos económicos evidencian importantes riesgos para la producción nacional, el empleo y la inversión privada.

La economía nacional creció 1.4% en julio, marcando su menor ritmo desde febrero del año pasado, cuando aún estaba limitada por las restricciones implementadas frente a la pandemia.

Por su parte, el empleo adecuado en Lima Metropolitana se alejó de su nivel prepandemia al ubicarse 10.2% por debajo del 2019, una caída mayor a la registrada el mes previo (-8.6%). Esto significa que aún quedan 325 mil puestos de trabajo adecuado por recuperar solo en la capital.

Ver también:  Miguel Cardozo: Cartera de inversión minera en Ayacucho, Huancavelica e Ica suma US$ 2,541 millones

La actividad minera, por su lado, cayó en agosto por segundo mes consecutivo (-4.2%), debido a una contracción generalizada de la producción de minerales, como cobre (-2.4%), zinc (-2.9%) y plata (-11.2%).

En relación con los indicadores de la inversión privada, el volumen de importaciones de bienes de capital habría caído 3.2% en agosto, según estimaciones del IPE, con lo que acumularía siete meses en contracción.

Si bien las expectativas de la economía a 3 meses mejoraron ligeramente en agosto, se mantienen en terreno pesimista por 17 meses consecutivos. La evolución poco favorable de estos indicadores anticiparía un deterioro de dinamismo de la inversión privada durante la segunda mitad del 2022.

Ver también:  Perú y Singapur preparan acuerdo bilateral para reducir emisiones de gases de efecto invernadero

En contraste, el despacho local de cemento, otro indicador clave de la inversión privada, creció 4.9% en agosto, recuperándose de la caída registrada el mes previo.

Por otro lado, la generación eléctrica se aceleró en setiembre al registrar un crecimiento de 5.2%, por encima de lo observado el mes previo (3.7%).

Respecto al consumo de los hogares, la venta de pollo en los centros de acopio de Lima Metropolitana aumentó en 4.3% respecto al mes previo ante una reducción de los precios de un promedio de S/7.3 por kilogramo en agosto a S/6.9 en setiembre.

En el ámbito gubernamental, la inversión pública creció 19.8% al cierre de setiembre. Esta continuó siendo impulsada por el mayor gasto de los gobiernos subnacionales (+39.0%), mientras que la inversión del Gobierno Nacional cayó por segundo mes consecutivo (-3.2%). En particular, el IPE estima que sin la ejecución del programa Reconstrucción con Cambios (RCC), la inversión del Gobierno Nacional habría caído 15.4%.