Raúl Benavides, Carmen Matos, Mario Cedrón y Homar Lozano sobre empleabilidad juvenil, en el IIMP

ProActivo | Raúl Benavides, director de Compañía de Minas Buenaventura, alertó que la industria minera tiene una serie de restricciones para emplear a más jóvenes en sus filas, lo que ocasiona desempleo juvenil.

En el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP, durante la ponencia Empleabilidad para los Jóvenes, Benavides abordó la problemática que enfrentan las empresas mineras formales para la contratación de nuevos empleados y recordó que hay demandas de parte de las comunidades por puestos de trabajo al talento y mano de obra local.

Asimismo, mencionó que los jóvenes recién egresados carecen de la experiencia requerida, lo que significa invertir más en su supervisión, y esto puede llevar a que muchos terminen en el sector informal. Además, dijo que a las empresas mineras se les dificulta contratar a más mujeres.

En ese contexto complejo, el empresario minero manifestó en declaraciones recogidas por ProActivo, que “la industria minera es una industria para jóvenes”.

Ver también:  IIMP: Con más de 700 participantes inició el XV programa Mentoring

Explicó que ello se debe a que los lugares donde hay minas en el Perú “no son lugares para gente mayor, el joven es y ha sido el gran motor de la minería en el Perú”, planteó.

Empresas, sociedad y jóvenes

En otro momento precisó que las empresas mineras pueden hacer un mayor esfuerzo para ofrecer trabajo a los jóvenes egresados, de maneras creativas sin reducir los estándares de seguridad, sino más bien logrando eficiencias en el trabajo.

Raúl Benavides dijo: “las empresas podemos demostrar nuestra excelencia empresarial incrementando la oportunidad para los jóvenes”. Asimismo, subrayó que la responsabilidad no es exclusiva del sector empresarial, sino de todos y por lo tanto corresponde el esfuerzo conjunto para hallar la solución y dar las mejores oportunidades de empleo.

Ver también:  Roque Benavides: Buenaventura en el índice S&P/BVL Perú General ESG y se preocupa por el agua para la sostenibilidad (Exclusivo)

Crítica a la academia

Por su parte, la ingeniera de Minas y catedrática Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Carmen Matos fue autocrítica con la academia al considerar que ha tenido una lectura equivocada. “Si bien es cierto tenemos un flujo positivo, pero luego (los precios de los metales) bajan. El aumento de la oferta de la academia se debe a una mala lectura”, dijo.

Matos reparó que el hecho de que proliferen más universidades, está directamente relacionado a la calidad, lo que también crea otro problema: el desempleo. “No cumplen con lo que es un plan efectivo para alcanzar a ser un ingeniero ideal, que es lo que demanda la industria”, sostuvo.

Por su parte, el ingeniero de Minas y empresario, Homar Lozano manifestó que el tema de la empleabilidad es algo que aqueja a todos. “Las empresas están apuntando a las prácticas profesionales para egresados y donde puedes trabajar 48 horas a la semana. La tecnología nos tiene que ayudar a resolver este problema. Hay que buscar nuevas formas de cómo hacer pasantías. La tecnología nos tiene que ayudar a resolver estos problemas”, relacionó.

Ver también:  Element 79 Gold Corp y Buenaventura firman acuerdo para venta de mineral en Lucero

Por último, el también ingeniero de Minas y catedrático Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Mario Cedrón, destacó que a los jóvenes se les requiere habilidades blandas, también conocidas como ´power skills´.

“Son habilidades potenciales que de alguna forma hay que transmitirlas o desarrollarlas en los jóvenes en la etapa universitaria. No solo importa lo que se enseña, sino cómo se enseña. Hoy ustedes (empresarios) se van a Australia y como no pueden llevar a los alumnos a las minas, traen la mina a la universidad”, explicó.

Datos:

En el Perú existen 25 universidades, 17 públicas y 8 privadas que ofrecen carreras de Ingeniería de Minas, Geología y Metalurgia. Son 16,650 estudiantes y egresan 1000 por año. En EE.UU. no pasan de 12 las universidades y se gradúan 327 al año.