Ulises Solís (Macusani Yellowcake)

La minera canadiense ha recibido la autorización para llevar a cabo exploraciones después de una espera de 20 meses. Durante ese tiempo, consideraron la posibilidad de realizar perforaciones “sin permiso legal”, como ya lo habían hecho anteriormente. Esto fue insinuado por el abogado Ulises Solís, gerente general de la empresa minera canadiense Macusani Yellowcake, durante el XIII Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores – proEXPLO 2023.

“El proyecto Falchani nos situaría en el quinto lugar entre los proyectos de litio (en roca) más grandes del mundo, produciendo 25 mil toneladas de carbonato de litio al año”, afirmó en una presentación que no estaba incluida en el programa oficial del evento.

Ver también:  Gerente de Epiroc, Alfredo Bertrand: Perú requiere ley y regulación para el uso eficiente del litio (Exclusivo)

En relación a esto, el empresario mencionó que su presencia en proEXPLO se debió a su solicitud especial a los organizadores para “quejarse de las autoridades estatales por la demora en los trámites y la obtención de permisos” para expandir la exploración en Falchani.

Esto se debió a la dilación del gobierno en autorizar la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto Quelcaya, cuya evaluación duró “casi veinte meses”, pero que finalmente fue aprobado el pasado viernes.

Solís explicó que con este permiso, la empresa ahora puede sentirse tranquila y reanudar las perforaciones con el objetivo de aumentar los recursos minerales de Falchani, que ascienden a 4.7 millones de toneladas de carbonato de litio.

Ver también:  Consulta Previa: Comunidad Aimara Jatucachi gana demanda contra Minem por concesiones mineras

Además, agregó que también están trabajando en un estudio de impacto ambiental semidetallado para convertir los recursos identificados en Falchani en reservas.

“Dentro de los plazos (de los permisos)”, dijo, tienen previsto comenzar la construcción de una planta relativamente sencilla y una refinería para producir carbonato de litio de grado batería a partir de mediados de 2026.

Solís también anunció la reanudación de la exploración de uranio en el proyecto Macusani, que se detuvo en 2017 debido al bajo precio de dicho mineral energético.

En ese sentido, comentó que Macusani Yellowcake ha firmado un convenio con la comunidad de Isivilla que les permitirá realizar perforaciones en el objetivo llamado Quebrada Blanca, donde “hay un gran volumen de uranio”.

Ver también:  Empresa china Ganfeng inicia arbitraje contra México por cancelar proyecto de litio

“Quebrada Blanca es el proyecto que nos proporcionará una gran cantidad de recursos de uranio. Esperamos aumentar, con esto, las 124 millones de libras (de óxido de uranio) que tenemos actualmente”, afirmó.

El empresario señaló que confía en la diligencia de las autoridades peruanas para aprobar en un tiempo razonable el instrumento ambiental de Quebrada Blanca, ya que el permiso correspondiente a Quelcaya (litio) “demoró casi dos años”.

En esa línea, mencionó que la empresa estuvo tentada de realizar perforaciones sin permisos en Quelcaya, como lo hizo en una ocasión anterior, “hace 3 o 4 años”, en Falchani.