Corredor Minero del Sur

El 52% de la población en las regiones mineras del Sur del Perú (Arequipa, Apurímac, Cusco, Moquegua, Tacna y Puno) se benefician con el desarrollo de la industria minera a través de la generación de empleo. Así lo señala el estudio “Beneficios generados por la minería en el sur del Perú”, elaborado por el Centro para la Competitividad y Desarrollo (CCD) y el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), presentando en la primera sesión del evento descentralizado Rumbo a PERUMIN, en Arequipa, “Corredor minero del sur: Desafíos para el desarrollo de las regiones”.

Beneficios generados por la minería en el sur del Perú

Beneficios generados por la minería en el sur del Perú (3)

Descarga

Se trata de una población de más de 2.6 millones de personas involucradas en el desarrollo del sector, a través de puestos de trabajo directos (74,000 personas) y puestos de trabajo indirectos (593,000 personas), considerando más de dos millones de personas adicionales, entre familiares directos de los trabajadores que se benefician de estos ingresos.

Lee también:  Empresas mineras buscan reducir brechas sociales con impulso a emprendimientos

La mayor parte de la población beneficiada a través del empleo proviene de negocios (entre micro, pequeñas, medianas y grandes empresas) que proporcionan servicios a la minería. Se estima que en la actualidad hay más de 3,130 empresas en las regiones mineras del Sur que se involucran con esta industria. El 45% de éstas se concentran en Cusco, 30% en Arequipa, 19% en Apurímac, 3% en Moquegua (donde este panorama mejorará de forma significativa con la entrada en producción de Quellaveco), 2% en Puno y 0.5% en Tacna.

Trabajo proviene de micro y pequeñas empresas

El estudio también resalta que, en las seis regiones mineras del Sur, la mayor cantidad de empresas proveedoras de servicio a la minería son microempresas. En Arequipa, por ejemplo, el 56% de las proveedoras son de esta categoría, mientras que sólo el 35% son pequeñas y medianas empresas, y el 10% restantes son grandes empresas.

Lee también:  Empresas mineras buscan reducir brechas sociales con impulso a emprendimientos

“La minería, con su alta demanda de servicios, tiene la capacidad de fomentar el desarrollo de cadenas productivas, fomentando el comercio, el desarrollo de empresas locales y, por ende, trabajo para la población. Es así como se generan oportunidades de desarrollo en los ámbitos donde se desarrolla un proyecto minero”, sostuvo el presidente de Rumbo a PERUMIN, Ing. Miguel Cardozo.

Mayores ingresos y disminución de pobreza

El análisis desarrollado por el CCD y el IIMP también da cuenta que el PBI per cápita promedio en las regiones mineras del Sur es de S/17,300, mayor al PBI per cápita promedio a nivel nacional, que es actualmente de S/ 11,700. En distritos y provincias mineras se evidencia, además, que el ingreso familiar per cápita se incrementó considerablemente con el desarrollo de importantes proyectos mineros. Por ejemplo, en Arequipa (provincia), el ingreso familiar per cápita ha crecido progresivamente, pasando de S/440 en 2003 a S/1164 en 2018.

Lee también:  Empresas mineras buscan reducir brechas sociales con impulso a emprendimientos

Ello también se evidencia en la disminución de la pobreza en distritos y provincias mineras.  En el caso de Arequipa (provincia) la tasa de pobreza fue de 22% en 2007. De acuerdo a cifras de 2018 es del 6%.