Panasonic y Tesla

El diario financiero Nikkei reveló que dos gigantes unirán fuerzas en los próximos años. La japonesa Panasonic comenzará a producir su nueva batería de iones de litio para Tesla a partir de 2023, con planes de invertir alrededor de US$ 705 millones en instalaciones de producción en Japón.

El nuevo plan de energía podría ayudar a que los vehículos eléctricos (EV) sean más atractivos para los automovilistas, al extender el rango de velocidad crucero en aproximadamente una quinta parte, publicó Nikkei.

“Estamos estudiando varias opciones para la producción en masa, incluida una línea de producción de prueba que estamos estableciendo este año comercial. Sin embargo, no tenemos nada que anunciar en este momento”, dijo Panasonic en un comunicado enviado a Reuters.

Panasonic presentó la batería de formato 4680 (46 milímetros de ancho y 80 milímetros de alto) en octubre. Con alrededor de cinco veces el tamaño de las baterías que actualmente suministra a Tesla, también se espera que ayude al fabricante de vehículos eléctricos de Estados Unidos a reducir los costos de producción.

Panasonic fabricará las baterías 4680 en una planta en la prefectura de Wakayama, en el oeste de Japón, con una producción de menos de 10 gigavatios hora al año, equivalente a alrededor de 150.000 vehículos, dijo Nikkei.

Panasonic es el único fabricante de la batería Tesla más avanzada, lo que garantiza que seguirá siendo un proveedor clave para la empresa estadounidense, al menos para sus modelos más caros, incluso cuando el fabricante de vehículos eléctricos está buscando proveedores de baterías en China y otros lugares del globo.