Frontera Energy operador del lote 192. (Foto: GEC)

Frontera Energy operador del lote 192. (Foto: GEC)

Luego del cierre de todos los lotes petroleros en la sel va norte, su reapertura o la futura adjudicación de otros yacimientos en la Amazonía será mucho más difícil que antes, no solo por los bajos precios del crudo sino también por el creciente descontento social, que ha agudizado la pandemia, según observó , presidente de .

“Ya no será posible hacer nuevos contratos para la selva sin tener en cuenta en esos contratos, yen una nueva legislación, la necesidad de que las comunidades (nativas) en torno a los campos petroleros sean los primeras beneficiadas de los ingresos que da esa industria”, advirtió.

Durante un evento virtual organizado por Perú Energía, Yesquén explicó que la pandemia ha generado mucho resentimiento por la falta de atención inmediata a poblaciones en áreas de influencia de los yacimientos.

Además, indicó que las regalías y el canon que aporta la industria petrolera no han generado bienestar en lo que se refiere a mejorarla economía, salud y educación en las regiones donde opera, mientras que las propias empresas, en ocasiones,deben enfrentar las faltas del Estado para atender a las poblaciones de su entorno. #Por esas razones, señaló que, una vez concluida la pandemia, un gran desafío será reabrir la producción de la selva y atraer inversiones en exploración y producción, por lo que es necesario reconfigurar el sector con nuevas condiciones contractuales que incluyan a las comunidades como beneficiarías.

Además, remarcó que es necesario modificar de inmediato la norma que distribuye el canon (para que alcance a las comunidades). Ya días tras, ante el Congreso, Yesquén había invocado que era necesario revisar la norma del canon, para que llegue a las comunidades asentadas en torno al lote 192, como paso previo para que se pueda llevar a cabo la consulta previa en esa área.

Fuente: Gestión