Petroperú y Perupetro firman contrato de licencia para operar lotes I y VI de Talara

Petroperú y Perupetro suscribieron hoy los contratos de licencia de explotación de hidrocarburos hasta por dos años en los lotes I y VI de Talara. El acto se llevó a cabo en la sede de Perupetro y contó con la presencia de la presidenta de Directorio de esa entidad, Isabel Tafur Marín, el presidente de Directorio de Petroperú, Pedro Chira Fernández y funcionarios de ambas empresas. Mediante este contrato, Petroperú da un nuevo paso en su retorno a la explotación petrolera y asegura la continuidad de dichas operaciones en el noroeste del país.

La suscripción de los referidos contratos fue autorizada por los Decretos Supremos N° 022- 2023 y 023- 2023 EM, publicados hoy 21 de octubre.

Ver también:  MEF anticipa cambios en el directorio de Petroperú

El Lote VI, ubicado en los distritos de Lobitos y Pariñas, en la provincia de Talara, Piura, abarca 13,772.210 hectáreas y está dividido en 31 yacimientos. Cuenta con una producción estimada de 2,000 barriles de petróleo por día y de 4 millones de pies cúbicos de gas diarios; y ha tenido una producción acumulada 195 millones de barriles de petróleo y 319 billones de pies cúbicos de gas.

En cuanto al Lote I, que Petroperú ya venía operando con resultados exitosos durante dos años, tiene una producción óptima y sostenida de petróleo alcanzando hasta 516 barriles por día y 3.4 millones de pies cúbicos de gas natural. Está ubicado entre los distritos La Brea y Pariñas de la provincia de Talara.

Ver también:  Petroperú nombra a su nuevo gerente legal como parte de su reestructuración

Durante el periodo de contrato, la petrolera estatal ejecutará 10 reacondicionamientos en el Lote VI y 6 reacondicionamientos para el Lote I. Simultáneamente se continuará con el mantenimiento de todas las instalaciones y activos, así como el cumplimiento de los términos y condiciones del contrato de licencia de explotación de hidrocarburos.

Estos lotes están interconectados a Refinería Talara y son negocios en marcha, su mantenimiento y optimización se financian a partir de los propios ingresos generados por la operación. Adicionalmente, la empresa podrá adquirir el crudo para la refinería a precios de costo y generar un ahorro estimado en US$ 250 millones anuales.