La minería ilegal será menos atractiva y algunas minas formales cerrarán, indica Carlos Galvez, presidente de la SNMPE.

Carlos Gálvez, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía. (Foto: Gabriela Morales)

Carlos Gálvez, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía. (Foto: Gabriela Morales)

El precio del oro cayó ayer a US$1.088 la onza, y se acerca peligrosamente al piso de US$1.000. ¿Qué implicancias tendría para la minería peruana un mayor descenso, habida cuenta de que hace sólo cuatro años la cotización del metal dorado rozaba los US$2.000 la onza?

Según Carlos Gálvez, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), una caída prolongada en elprecio del oro acarrearía dos consecuencias principales.

Ver también:  CONAMIN 2024: XV Congreso Nacional de Minería se realizará en Trujillo, capital de la región líder en oro

Por un lado, la menor cotización haría “menos atractiva, temporalmente, la minería aurífera ilegal” y, por otro lado, generaría el cierre de algunas minas.

“Esta volatilidad impactará en las empresas mineras formales, que tendrán que hacer su mejor esfuerzo para pasar el bache (…) Aquellas con los costos más altos que no puedan sobrevivir, tendrán que cerrar”, dijo.

Agregó que esta coyuntura abre una ventana para que el Estado controle mejor la minería ilegal.

ORO Y ECONOMÍA DE EE.UU
Galvez explicó que la caída del precio del oro está íntimamente ligada a la recuperación de la economía de EE.UU.

“El oro fue un refugio [para los inversionistas] cuando se venía una catástrofe en la economía mundial. Ahora que hay un rebote en la economía de EE.UU., hay una salida de las inversiones en oro”, refirió.

Ver también:  Proyectan que demanda de cobre crecería hasta 5 veces

Añadió que este contexto origina que la percepción del oro como refugio de valor en el corto plazo se extinga temporalmente, porque hay otras opciones. “El costo de oportunidad es el que mueve la economía”, finalizó.

El Comercio