ProActivo | Son más de 50 proyectos mineros en la cartera minera de Perú, incluyendo  el nuevo descubrimiento de estaño en Puno; proyecto Chapitos en Caravelí Arequipa, los cuales aún no figuran en la lista del Ministerio de Energía de Minas, sostuvo , exviceministro de Minas.

“Lo más interesante es que casi un 90% de esos proyectos son greenfield; es decir nuevos proyectos, por lo que tienen muchas ventajas en reservas para producir y expandirse en el futuro”, dijo a ProActivo.

 Agregó que en el portafolio minero, todavía figuran Toromocho, cuya expansión está casi terminada, la construcción del proyecto Mina Justa en su última etapa, el proyecto Santa María de Poderosa, Quecher Main de Yanacocha ya en producción. Los que deberían salir, son (que no está incluida), Integración de Antapaccay, de Bear Creek y Yanacocha Sulfuros los más próximos”.

Cajamarca y Apurímac dos regiones poderosas en proyectos mineros

El experto remarcó que los yacimientos mineros están en 20 de las 25 regiones del país, siendo los más poderosos Cajamarca y Apurímac. “Solo en Cajamarca, con 4 megaproyectos que entrando en producción podrían producir hasta un millón de toneladas de cobre, similar que en Apurímac. Las dos regiones pueden producir alrededor de los 2 millones de toneladas”, pormenorizó.

 Acotó que hoy estamos produciendo casi 2.5 toneladas, y que en Arequipa aparte de  Cerro Verde, está Chapi todavía con muchos recursos, ahora Chapitos el proyecto nuevo; y Pampa del Pongo, un  proyecto de hierro, que puede viabilizarse su construcción, ahora que ha subido el precio del hierro.

“Se proyecta que del 2020 al 2050, los 48 proyectos previstos por el MEM totalizan un valor estimado de ventas por casi 550,000 millones de dólares”, indicó.

Asimismo estimó que las perspectivas en torno a las ventas, si se establecen los clústers potenciando a los proveedores de servicios y de tecnología con fabricación de bienes intermedios, podrían llegar a los 750 mil millones de dólares.

 Los cuatro proyectos que pueden salir de inmediato

Aseguró que si se toman las decisiones correctas, 4 proyectos podrían salir de inmediato: (Arequipa), (Moquegua) y (Puno), y (Cusco), que representan una inversión global de 3,500 millones de dólares.

“La minería junto a la pesca e hidrocarburos son inversiones que no le piden ni 1 sol al Estado, es inversión íntegramente privada sea nacional o extranjera”, resaltó.

Un mayor impulso a la minería sube la inversión privada

 Mucho refirió que la inversión privada en general sube notoriamente cuando hay un impulso en la inversión minera, por su efecto multiplicador, pero que en los últimos años no ha habido ese impulso, sino que este ha decrecido.

 “La inversión minera era casi el 30% de la inversión privada en el 2013, y esto se produjo principalmente por el desarrollo de Las Bambas y la expansión de Cerro Verde”, recordó. En tal sentido, afirmó que si ahora se le otorga un mayor impulso a la minería, ello generaría un aumento de la inversión privada en general, que “es prácticamente el bastión de la economía nacional”.

Añadió que la inversión privada tiene como ejes principales la minería, la infraestructura, la construcción y la agroindustria. “La inversión privada a través de personas naturales o jurídicas (nacionales o extranjeras) genera empleo, producción, impuestos, incrementa la demanda interna o el consumo, y esto mejora la calidad de vida y reduce la pobreza. Los impuestos sirven para la construcción de bienes y servicios públicos”, fundamentó al intervenir en el foro  “Reactivación Económica y Ejes de Desarrollo”, organizado por la Universidad San martín de Porres, sede Arequipa.

La inversión extranjera

El analista refirió que la inversión extranjera directa es muy importante, y que Brasil en el 2018 capitalizó casi 88,000 millones de dólares, Chile 6,000 millones en el 2018; y Perú el año pasado ha llegado a los 9.882 millones, un 37% más que 2018, eso es inversión minera.

“Sin impulso de proyectos grandes, no solamente mineros, la inversión extranjera decrece, y hemos tenido un salto considerable en el 2019 con Quellaveco, Mina Justa y Expansión Toromocho. Y este año podría ser solo de 1.552 millones, según el BCR”, citó.