Roque Benavides

En medio de la crisis por la epidemia del , el expresidente de la Confederación de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), , refiere que un aspecto fundamental para reactivar la economía será mantener la cadena de pagos. No hacerlo, advierte, afectará a los sectores más humildes.

En términos generales, ¿cómo evalúa la respuesta del gobierno en materia económica ante la crisis por el ?

Creo que hay dos etapas claramente establecidas. Una de contención de una ola sanitaria que se venía y que tiene prioridad, pero comienza el momento de pensar en cómo reactivar la economía y cuando hablamos de economía no hablamos de los ricos y famosos sino de la gente más humilde que vive al día. No quiero pretender ser hipersensible, pero sí soy solidario con la gente. Creo que la economía debe ser reactivada de a pocos, priorizando la salud. Hay sectores que pueden jalar la economía manteniendo operaciones aisladas de la población: la agricultura, que sigue trabajando, también la pesca tiene una oportunidad de seguir operando en aislamiento con todos los protocolos de salubridad, la construcción y, por supuesto, el sector minero; de hecho una mina es una suerte de cuarentena natural.

Para propiciar esa reactivación se ha lanzado el programa Reactiva Perú, ¿lo considera efectivo?

Es fundamental mantener la cadena de pagos. A la hora que se rompe la cadena, se rompe siempre por el lado más débil, por la gente más humilde. ¿Cómo lo ha afrontado el Estado? Apoyándose en una de las grandes instituciones del Perú que es el Banco Central de Reserva (BCR). Su presidente Julio Velarde ha sido reconocido como el mejor banquero central del mundo. Reactiva Perú puede contribuir a evitar el rompimiento de la cadena y es un reconocimiento a que en el Perú las cosas se han hecho bien en los últimos 20 o 30 años. Hoy tenemos recursos para enfrentar todos los problemas que estamos viviendo.

¿Cuál sería la tasa de interés razonable a cobrar por los bancos?

La tasa más baja y, en ese sentido, el BCR y las entidades reguladoras tienen que cumplir su rol. Acá no se trata de que los bancos se beneficien. Se trata de enfrentar una crisis que es poco menos que una guerra mundial. Espero que las tasas a las que presten sean las menores posibles. Mucha gente creerá: ‘Los empresarios están preocupados por sus chibilines’, pero de la economía vive todo el pueblo y, en especial, los más frágiles. No hay peor tiranía que aquella que pretende que los ricos se beneficien a costa de los pobres. Lo que tiene que hacer una economía con sensibilidad es cuidar la economía de los más pobres.

Una medida polémica es la suspensión perfecta de labores. El gobierno la plantea para preservar el empleo formal, pero ciertos sectores la califican como una capitulación al interés empresarial.

Nadie en su sano juicio quiere echar a la calle a un buen empleado ni fomentar el desempleo. Ni los empresarios ni los más socialistas pretenden quitar un puesto de trabajo. Lo que hay que hacer en esta crisis tan dramática es cuidar todos los puestos, no destruir las fuentes de trabajo. A veces algunos puestos pueden ponerse en peligro para mantener muchos otros empleos. Que pueda haber algunos despidos tiene que ser, obligatoriamente, para mantener la mayor cantidad de puestos.

La semana pasada el Congreso votó a favor del retiro de hasta el 25% de los fondos de las AFP. ¿Cuál es su posición al respecto?

El Perú, hoy día, cuenta con US$40 mil millones de ahorro interno en las AFP. Mi generación nunca soñó que el Perú tendría ahorros privados de esa magnitud. Una de las grandes reformas que se ha dado en nuestro país ha sido la creación de las AFP. Por supuesto, merecen ajustes y pueden ser mejoradas, pero lo que veo es que de la ONP nadie habla y está prácticamente quebrada, pero sí hablan de las instituciones que van bien como las AFP. Yo, inclusive, ya me jubilé y me estoy beneficiando de mis aportes a la AFP. En el Congreso están proponiendo repartir el 25% en el momento de la crisis, eso es decirles a los aportantes y a las AFP que destruyan valor, eso está mal; no es el momento de liquidar posiciones.

¿No es legítimo que cada aportante tome la decisión de retirar su dinero para poder usarlo hoy aunque esto signifique una pérdida de valor?

Usted ha usado una palabra que yo no puedo sino compartir: es legítimo, pero también es legítimo que como país sepamos que la gente, cuando sea mayor, debe tener una pensión y lo que estamos haciendo es comprometer esa pensión. El programa de las AFP es de largo plazo, de sacrificio.

¿Está bien que las AFP cobren comisiones, incluso en los meses en los que los fondos pierden valor?

Creo que todo es revisable. Hay veces en que el asesor hace que uno pierda menos. Los mercados suben y bajan, y lo importante es evaluarlos en el largo plazo. Si hay un mecanismo para evaluar a las AFP y que cobren sus comisiones en el largo plazo, seguramente hay que considerarlo. No soy un gran defensor de las AFP, no me corresponde. Lo que sí soy es un gran defensor del sistema e, insisto, también hay que evaluar a la ONP. A mí me molesta cuando tenemos gobiernos demagógicos que utilizan los dineros de la ONP en beneficio de su propio gobierno.

¿Qué opinión le merece la gestión de María Antonieta Alva al frente del MEF?

Soy un poco parcializado. Como viejo que soy conozco a su padre y a su madre, y conozco sus capacidades profesionales. Es una mujer absolutamente decente que está haciendo un esfuerzo extraordinario y espero que tenga el mayor de los éxitos en beneficio del Perú.

¿Las medidas tomadas por la titular del MEF frente a la crisis están a la altura del reto?

Yo me he quedado sorprendido por la velocidad y pertinencia de las medidas que ha tomado. La verdad, no es fácil. Hoy día decir 30 mil millones de soles es una cantidad enorme de dinero. Creo que hay que ir evaluando cómo funcionan esas medidas y estoy seguro que el MEF y el BCR lo están haciendo. Yo me siento tranquilo con ese equipo económico y espero que tenga respaldo en el gabinete de ministros porque lo que se está escuchando es que ahí hay diferencias de opiniones y eso sí me preocupa.

¿Y cómo evalúa el rol que ha asumido el presidente Martín Vizcarra frente a la crisis?

Yo quisiera escuchar más a sus ministros. Creo que él es un líder, sale todos los días en el programa de las 12 y está bien, pero sus ministros también tienen que asumir sus responsabilidades y el presidente Vizcarra dejarles el espacio adecuado. El presidente es el líder de la nación pero creo que es un equipo de gobierno el que tiene que enfrentar una crisis de esta magnitud.

Verónica Mendoza ha propuesto un impuesto a los multimillonarios para paliar los efectos de la crisis en los pobres, ¿qué opina?

Esos son temas ideológicos absurdos. Seguro los multimillonarios del Perú son “peccata minuta” al lado de los multimillonarios de Suiza. Yo lo que creo es lo que decía Haya de la Torre: “No hay que quitarle al que tiene sino crear la riqueza para el que no la tiene”. Entendamos que en el Perú lo que necesitamos es crear riqueza, no quitársela a los que puedan haberla generado con su esfuerzo. Seguramente habrá gente que no se la merece pero puedo sacarle mil ejemplos de gente que se la merece, que se ha esforzado enormemente y que seguramente ha generado riqueza y no solamente para ellos sino para sus empleados, para sus empresas, para la gente que vive alrededor de ellas.

La crisis está poniendo en evidencia la gran inequidad del país porque golpea mucho más fuerte a los pobres. ¿No es momento para pensar en políticas tributarias más redistributivas?

Siempre las crisis económicas golpearán a las clases más débiles y es por eso que hay que evitarlas. Tenemos que enfrentar esta crisis pero nada vamos a sacar incrementando impuestos que no generen más actividad económica. Lo que hay que hacer es generar incentivos para que haya más actividad económica que permita generar más puestos de trabajo, más oportunidades para la gente más desvalida.

¿Qué tan fuerte será el impacto de esta crisis para la minería?

Es evidente que la minería está sufriendo. Tengo gente (…) metida en la mina, que hace más de 30 días no ve a sus familias y se está esforzando por mantener las condiciones mínimas. Hoy estamos produciendo al 10% o 30% de lo que podemos producir. El oro está en precios históricos altísimos pero no podemos producir y eso significa que no hay una reactivación en el resto de la economía.

¿Es posible hacer la reactivación sin poner en riesgo la salud?

Prioritaria es la salud pero las minas son normalmente zonas acotadas donde uno entra, se le puede tomar un examen médico, la temperatura y un examen rápido de COVID y no salen sino hasta 21 o 30 días después y también se les puede tomar el examen. Primero es la salud, pero no destruyamos la economía que finalmente es el sustento de los hogares.

¿Cómo afectará la crisis a otros proyectos mineros que están en cartera como Tía María?

Esta crisis nos tiene que llevar a reflexión a todos, tenemos que poner en valor nuestros recursos. Si bien la gente de Cocachacra criticaba el proyecto Tía María, creo que no estaba escuchando que son oportunidades. A mí me subleva que en el Perú perdamos oportunidades. Busquemos soluciones, no nos quedemos en el conflicto. Como decía Ramiro Prialé: “entre peruanos no podemos ser enemigos, lo que podemos ser es adversarios”. Yo espero de esta crisis salgan acuerdos y oportunidades que el Perú sepa aprovechar.

DATO

Ganoza es ingeniero civil por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y es también empresario minero.

– Fue presidente de la Confederación de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) y de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía.

– Actualmente es presidente del directorio de la Compañía de Minas Buenaventura, en la que fue presidente ejecutivo entre 2011 y 2016. También es director del Banco de Crédito.

Fuente: Perú 21