Protestas contra el Lote 95

La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía () manifestó sus condolencias a los familiares de los tres ciudadanos que perdieron la vida en los violentos incidentes registrados en el frontis de las instalaciones del Lote 95 que opera la empresa .

Asimismo, afirmó que la paz social es esencial para superar la crisis sanitaria y económica que enfrenta el Perú como consecuencia de la pandemia del coronavirus, tras expresar su rechazo y condena a los actos de violencia ocurridos en la región .

El gremio minero energético denunció que estos hechos, registrados a las 11.30 de la noche del último sábado, donde también resultaron heridas 17 personas, incluyendo 6 policías; fueron liderados por los mismos dirigentes que impulsaron la toma de la Estación 5 de PetroPerú el 3 de agosto pasado.  Dichas instalaciones aún permanecen ilegalmente ocupadas por un grupo de manifestantes.

En ese sentido, denunció que desde hace varios meses distintas operaciones y proyectos minero energéticos ubicados en diversas regiones del país, son objeto de hostigamientos, ataques y bloqueos, los mismos que vienen afectando la recuperación económica en curso. 

La subrayó, además, que las demandas de la población -tanto en este caso como en los otros conflictos- están ligadas a requerimientos de acceso a servicios públicos básicos y soporte sanitario que no son satisfechos por el Estado.

En este sentido, formuló un llamado al Gobierno para que cumpla con los compromisos asumidos con las poblaciones involucradas, y acelere la implementación del plan de cierre de brechas sociales y de infraestructura que fue elaborado el año pasado por la Presidencia del Consejo de Ministros para atender a las regiones amazónicas.

La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía consideró que debe primar el diálogo en la solución de los conflictos, pero este proceso debe darse sin coerción ni condicionamientos que busquen que el Gobierno renuncie a sus competencias y obligaciones fundamentales en salvaguarda del Estado de Derecho.

La señaló que, en la actual difícil coyuntura, el Perú requiere de la inversión privada y pública para poder mitigar la grave crisis económica y revertir la perdida de millones de empleos.

Finalmente, reiteró que hoy más que nunca los peruanos debemos estar unidos para superar las consecuencias de la pandemia, aunando esfuerzos y trabajando juntos para reconstruir la economía del país.