ProActivo en PERUMIN 35

Oleoducto Norperuano

  • Se necesita impulsar el cierre de las brechas en salud, educación, saneamiento e  infraestructura que mantiene en la pobreza extrema a miles de familias de las comunidades más alejadas de Loreto

La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) condena el permanente sabotaje contra el Oleoducto Norperuano (ONP) que ha sumado un nuevo ataque el pasado viernes ocasionando graves perjuicios a las comunidades aledañas, al entorno ecológico y a la biodiversidad de Loreto, causando pérdidas económicos y ambientales por cientos de millones de soles.

De acuerdo con las informaciones proporcionadas por las autoridades policiales, el corte a la tubería ubicada en el kilómetro 42 del Tramo I en el distrito de Arrianas (Loreto) fue intencional y provocó un derrame de petróleo que alcanzó el curso de los ríos Cuninico y Marañón.

Desde la SPH rechazamos este tipo de atentados y hacemos un llamado al Gobierno para que  aplique sus facultades legales a fin de garantizar la integridad y seguridad del ONP, identifique y denuncie a los responsables de estos delitos ambientales, considerando, además, que es un activo estratégico del Estado.

A través del ONP se brinda el servicio de transporte de hidrocarburos desde la selva a la costa, su paralización no solo  perjudica a Petroperú, que deja de percibir ingresos por esta operación comercial, también a los proyectos de  producción de crudo que deben optar por el transporte por barcazas, pero además la menor producción impacta en el pago de impuestos, regalías y canon afectando el presupuesto regional.

De acuerdo con el último informe de la Defensoría del Pueblo existen 28 conflictos sociales en Loreto y revela la necesidad de cumplir con el cierre de brechas en salud, educación, saneamiento, infraestructura y orden interno debido al incremento de actividades ilegales que comprometen la seguridad nacional.

Desde el 2016 se han dado una serie de dispositivos, en el 2020 se aprobó un plan de cierre de brechas sociales que contemplaba el desarrollo de 816 proyectos, se han creado comités gestores, se ha dispuesto la dotación de 200 millones de soles al año para Loreto para el desarrollo de obras, pero aún nada de todas estas medidas han llevado a logros concretos que atiendan las inmensas  necesidades que padecen las comunidades loretanas asentadas en las zonas mas remotas de esa región.

Urge una intervención pronta y articulada de todas las instituciones comprometidas con este objetivo para restablecer el orden, la seguridad, recuperar la paz social y llevar desarrollo a Loreto.