Oscar Melo, Director de Operaciones de G4S en el Perú

, Director de Operaciones de en el Perú.

La tecnología de permitirá que las comunidades mineras se involucren en la seguridad, previniendo distintos hechos delictivos.

De acuerdo a las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 26,5% de la población peruana ha sido víctima de un hecho delictivo en el último año. La inseguridad ciudadana continúa siendo una amenaza, incluso durante la pandemia, tanto para la población general como para las empresas. Por ello, ambos pueden unirse para enfrentarla.

“Nuestra experiencia en demuestra que si apoyamos a la población con tecnología y capacitamos a nuestro personal para mejorar sus habilidades, podemos generar una cultura de seguridad. Esta cultura de seguridad no solo la vamos a ver, sino que empezará a ser efectiva cuando logramos que, en nuestra comunidad, la seguridad sea un asunto de todos”, opina , Director de Operaciones de en el Perú.

Lee también:  Tía María entrega agua potable a familias de Cocachacra

Un ejemplo de este trabajo conjunto se ha dado gracias a la vinculación con mecanismos para reportar incidentes, condiciones subestándar o comportamientos inadecuados en zonas mineras, lo cual permite actuar de manera oportuna y efectiva. Se trata de una aplicación que permite generar una alerta en caso un miembro de la comunidad sea testigo de actos ilícitos. Esta puede ser lanzada a través del uso de íconos en la pantalla del smartphone, sin necesidad de palabras ni voz, lo cual es ideal para regiones quechuahablantes.

Asimismo, optimizando esta gestión, no solo se cuenta con la información del reporte, sino que permite georeferenciar los incidentes y saber cuáles son las áreas con mayor número de denuncias. Esto beneficiará, a la larga, tanto a las empresas como a los vecinos de la zona.

Lee también:  II Convención Agrominera - AGROMIN 2021 se llevará a cabo del 24 al 26 de noviembre en Trujillo (Comunicado)

La tecnología como aliado en la seguridad del sector transporte

El aprovechamiento de la tecnología para mejorar procesos también ha impactado en el sector de transporte. Un ejemplo claro de ello es la tecnología aplicada a dispositivos de rastreo, como los candados electrónicos con GPS. Esta innovación, que forma parte de las Soluciones Integradas de Seguridad G4S, se adhiere magnéticamente a los vehículos y evita que las puertas de carga puedan ser abiertas por delincuentes. De este modo, incluso si el conductor es intervenido por delincuentes en el camino, no tendrán manera de apoderarse de la carga. Así, se optimiza el tiempo de detección y reacción de los hombres de campo.