AMLO (México)

(Foto: Reuters)

Los tratados comerciales se han convertido en un escudo protector para el Perú ante las recientes amenazas del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de poner en pausa las relaciones comerciales entre ambos países. Gracias a los acuerdos bilaterales, la participación en la Alianza del Pacífico y la suscripción del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), México no puede llevar a cabo estas amenazas sin consecuencias negativas.

El CPTPP, en particular, juega un papel crucial en la defensa de los intereses comerciales del Perú. Este tratado engloba a varios países en bloque y brinda garantías a los Estados en situaciones donde los líderes políticos privilegian sus propias agendas en lugar de los intereses de sus ciudadanos. Los acuerdos comerciales como el CPTPP dificultan la ejecución de amenazas como las expresadas por el mandatario mexicano.

Ver también:  Minam implementa proyectos de inversión por más de S/ 169 millones para conservación de bosques

Luciano Paredes, gerente de asuntos corporativos de ComexPerú, explicó que no es fácil para México poner en pausa la relación comercial con el Perú debido a las consecuencias y sanciones que se derivarían de incumplir los acuerdos internacionales en el marco de la Organización Mundial del Comercio. Estos acuerdos protegen y salvaguardan la relación comercial entre ambos países.

Los beneficios de los acuerdos comerciales también se reflejan en la preservación del intercambio comercial y la creación de empleos. En el año 2022, las exportaciones peruanas a México generaron aproximadamente 84,865 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos, según estimaciones de la Asociación de Exportadores. Además, el intercambio comercial entre ambos países alcanzó los US$2,852 millones, con US$2,008 millones correspondientes a exportaciones mexicanas.

Ver también:  Anthony Laub: Perú corre el riesgo de tener electricidad tan cara como la chilena

Es importante destacar que el Perú es un destino estratégico para México, y la interrupción de estas relaciones comerciales no beneficiaría a ninguna de las partes. Incluso el Consejo Empresarial Mexicano ha expresado su rechazo a las “expresiones unilaterales” de López Obrador, solidarizándose con el sector empresarial de ambos países y resaltando la importancia de mantener y fortalecer las relaciones comerciales.