Yamhir Yabar Viggio (UNMSM)

¿Cómo reducir los efectos del calentamiento global en el Perú? Yamhir Yabar Viggio, egresado de Ingeniería Industrial por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y ganador de la beca de estudios de posgrado Beca Generación del Bicentenario del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación, señala que una de las formas de lograrlo es fomentando el uso de energías renovables y eficiencia energética en las industrias.

Comprometido con esta tarea, estudia la Maestría en Estudios Avanzados en Ciencia de la Energía, Tecnología y Políticas en Carnegie Mellon University, Pittsburgh, Estados Unidos. A su regresó busca presentar soluciones innovadoras en beneficio de los peruanos.

En los más de siete años de experiencia profesional, Yamhir ha visto de cerca los grandes beneficios que implica que las industrias peruanas se modernicen y empiecen a aplicar en sus procesos fuentes energéticas menos contaminantes, como el gas natural y el biogás, y tecnologías como la cogeneración de electricidad y calor. “Los ayudaría no solo en reducir los costos, sino también a ser más eficientes. Para sus procesos productivos, la gran mayoría de las industrias usan diésel y petróleo industrial, que, si los comparamos con el gas natural, son más caros y contaminan más porque generan mayores emisiones de efecto invernadero y eso incrementa el calentamiento global”, afirma.

Motivado en brindar soluciones eficaces a la sostenibilidad del medioambiente, el profesional de 32 años, enfocó su tesis de licenciatura sobre la reducción de costos de energía y mitigación de gases de efecto invernadero en una planta industrial mediante la cogeneración con gas natural. “A través de mi investigación, cuantifiqué las emisiones de gases de efecto invernadero en kilogramos de CO2 y comprobé la reducción de emisiones cuando se usa gas natural para las demandas de energía térmica y eléctrica. También evalúe la rentabilidad de un proyecto de cogeneración con gas natural en una planta industrial”, afirma el talento del Pronabec.

Su trabajo de investigación, que le permitió graduarse con honores, fue producto de las experiencias profesionales que acumuló desde que egresó de la Decana de América, institución donde Yamhir afianzó su amor por el Perú. Su primera experiencia fue en una empresa de cauchos, donde aprendió sobre los revestimientos que se usan en los equipos para las operaciones mineras. Luego, realizó un año de prácticas profesionales en Petroperú, donde conoció de cerca todo el proceso que se sigue en la distribución y comercialización de combustibles derivados del petróleo a nivel nacional. “Aprendí cómo era todo el proceso, desde la obtención del petróleo de los pozos, su trasporte hasta la refinería para su transformación y distribución”.

Yamhir, el mayor de dos hermanos e hijo de dos emprendedores, pasó después a una importante entidad financiera, donde vio todo el tema del planeamiento, el presupuesto y el seguimiento de los indicadores de gestión de la empresa. Gracias a su buen perfil profesional, fue seleccionado para formar parte de Contugas, empresa encargada de la distribución de gas natural en el departamento de Ica. “Allí es donde expandí más mis conocimientos respecto al sector hidrocarburos que me ayudó mucho para postular a la maestría”, afirma el joven. Luego, laboró en Aeropuertos del Perú, que tiene la concesión de diversos aeropuertos en la costa norte y en la selva del país.

Con toda esta experiencia adquirida, el sanmarquino se preparó con esmero para postular al concurso Beca Generación del Bicentenario del Pronabec, porque deseaba seguir expandiendo sus conocimientos para aplicarlos en el futuro en beneficio del país. No solo perfeccionó el dominio del inglés, sino también tramitó a tiempo la carta de admisión y otros requisitos importantes. “Fueron meses de envío y presentación de documentos, pero todo valió la pena cuando supe que fui uno de los ganadores del concurso. Mi primera reacción al ver mi nombre fue llamar a mis padres y a mi hermano, quienes son mis motores en la vida”.

Desde Pittsburgh, Estados Unidos, donde sigue la Maestría en Estudios Avanzados en Ciencia de la Energía, Tecnología y Políticas en Carnegie Mellon University, Yamhir señala que es necesario que más profesionales se especialicen en esta área del conocimiento. “La maestría que estoy llevando es interdisciplinaria, porque llevó cursos de otras ramas, como ingeniería eléctrica, civil y medioambiente. Y todo esto para entender la problemática del sector energía, que es muy amplio, y proponer soluciones a los distintos problemas de abastecimiento de energía que tiene el país y contribuir para reducir los efectos del calentamiento global”.

Desde niño, Yamhir supo que con perseverancia llegaría lejos. “Preparación más oportunidad es igual a éxito”, es la frase que siempre le repetía su padre y que lo ayudó en los momentos difíciles. “Ingresar a San Marcos fue muy complicado porque recién lo logré al tercer intento”, señala el talento que hoy hace patria en una de las casas de estudios más importantes del mundo. “Doy gracias a Dios por la bendición de estudiar en el extranjero, uno tiene que estar preparado para cuando él envíe la lluvia que representa sus bendiciones”, sentencia.

Para todos los jóvenes que desean convertirse en profesionales, Yamhir tiene un mensaje. “Les digo que sean apasionados con lo que hacen, perseverantes y que nunca pierdan la humildad, porque no se es profesional para tener el mejor carro o la mejor casa, sino para servir a los demás”. Más adelante, el sanmarquino desea dedicarse a la docencia, porque sabe que adquirir conocimientos nos hace grandes, pero compartirlos con los demás nos hace únicos.