zafraaa

Hay nuevos horizontes para el proyecto minero arequipeño que promete una generación de cobre de 94 mil toneladas de cobre concentrado y 31 mil de oro, a partir de la absorción de la canadiense AQM Cooper por parte de la multinacional Teck Resources.

Hecho que implica el consecuente retiro de las acciones de AQM en el mercado de valores de Toronto, aspecto de gran repercusión no solo para Canadá y el Perú.

El gran objetivo de esta operación es viabilizar la concreción del proyecto, en etapa de factibilidad, venciendo las barreras financieras y presupuestales que conllevaron, entre otras cosas, a la venta del 40% de acciones de AQM a favor de la trasnacional Mitsubishi Materials Corporation.

Cabe señalar que la gerente general de Minera , Juana Rosa Del Castillo señaló para ProActivo que la meta es “obtener un costo de operación que permita hacer que el proyecto se mantenga rentable en el tiempo a pesar de los vaivenes y de los ciclos propios del negocio minero, es decir de los precios del cobre”.

También remarcó que “existe la posibilidad del uso del agua de mar desalinizada y el almacenamiento del agua del río Majes en época de lluvia, para llevar el excedente a una presa dentro de la operación minera y en los meses de sequía usarla junto con la comunidad”.

Respecto al uso de las filtraciones de Majes, se calcula que en sus 19 años de operación, solo llegará a usar el 10% del agua depositada en el subsuelo.

 

Datos:

Zafranal se ubica en Huancarqui, provincia de Castilla. Es siete veces más pequeño que Cerro Verde.

Su inversión total asciende a 1,160 millones de dólares.

Para el  2018 se presentará el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y el  inicio de operaciones se proyecta para 2020.

Zafranal tiene la concesión de 40,000 hectáreas y las reservas se estiman en 401 millones de toneladas de mineral con una ley de cobre de 0.40% y de oro de 0.07 g/ton.