Inicio Noticias Rómulo Mucho: Obras por impuestos deben aplicarse mediante una ley realista y reglamentada

Rómulo Mucho: Obras por impuestos deben aplicarse mediante una ley realista y reglamentada

12 minuto leer
95

Romulo-Mucho

PRESIDENTE DEL IIMP AFIRMA QUE ES UNA VÍA PARA QUE EL EMPRESARIADO APOYE EL IMPULSO DE LA EDUCACIÓN

“Es una solución viable al mediano y largo plazo”, señala

El presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Rómulo Mucho, planteó que el Gobierno Central permita construir escuelas e invertir en capacitación de los maestros, a través de la modalidad de obras por impuestos, mediante una ley realista y reglamentada. “Es una solución viable al mediano y largo plazo, para encaminar una parte importante de la problemática del Perú”, refirió.

Indicó que en el sector minero hay bastante interés en apoyar la educación y que a la fecha hay iniciativas voluntarias, en el marco de programas de responsabilidad social para impulsar la educación, como por ejemplo la inversión de 108 millones de soles que efectúa Southern Cooper Perú, que busca incorporar de tecnología y capacitación a las escuelas estatales de Moquegua.

Asimismo, Mucho refirió que la transformación de la educación en el Perú requiere de una alianza estratégica entre el Gobierno Central y el empresariado peruano.

En esta misma línea, expresó su admiración por  los países de Finlandia, Polonia y Corea, que lograron exitosas historias de transformación de la educación, vía un eficaz trabajo del binomio gobierno – empresariado.

Indicó que la comprensión lectora, el aprendizaje de las matemáticas son los problemas álgidos de la educación en el Perú y por ello se deben tomar medidas drásticas para que, el crecimiento económico del país, sea sostenible en el tiempo, a través de un sistema educativo moderno y de primer mundo.

LA TRANSFORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN PERUANA

Por otro lado, Mucho afirmó que para mejorar la educación en el Perú, es importante hacer más competentes a los profesores, promover una cultura de evaluación y  meritocracia en el magisterio, mejorar la infraestructura escolar (sobre todo en las zonas rurales), aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (NTICs). Esto para llegar a los lugares más apartados del país con métodos modernos de enseñanza, generar la cultura de acreditación internacional en el caso de las universidades, queremos que las universidades investiguen que formen profesionales con conocimiento y competencia, entre otras medidas que se pueden dar paulatinamente haciendo un serio esfuerzo por dejar de ver a la educación más que como un gasto, como una inversión. Según el Consejo Nacional de Educación la inversión debe ser 6% del PBI, en este momento andamos por el 3.4%, en mi opinión destinaría hasta el 10% del PBI cuyo resultados lo veríamos en 10 a 15 años.

Mucho dijo que no se ha tomado con el debido énfasis la participación de toda la sociedad civil y que se estaría  cometiendo el error de pensar que la mejora del sistema educativo peruano es responsabilidad sólo del Estado, cuando la responsabilidad es del Estado, profesores, alumnos, medios de comunicación, padres de familia, propietarios de colegios privados y universidades, colegios profesionales y  hasta los partidos políticos.

“Una primera diferenciación que urge hacer es entre las instituciones educativas que basan su trabajo en el logro conocimiento y las que basan su trabajo en el logro de competencias. El mundo necesita hoy personas competentes. Una persona es competente cuando además de conocimiento, posee habilidad y muestra actitud para realizar determinada tarea”, refirió.

Agregó: “Los conocimientos son importantes pero el basar todo el proceso educativo sólo en esto, no es lo correcto.  Basta con leer el sílabo de los cursos de algunas universidades tradicionales y de “prestigio” para darse cuenta de que continúan basando su enseñanza en lo cognitivo y poco o nada hacen por lograr que sus estudiantes adquieran competencias, que aprendan a aprender, que logren un pensamiento crítico y reflexivo. Lo que el Perú necesita son instituciones educativas que logren en sus estudiantes las denominadas competencias en el aprendizaje”.

Mucho prosiguió argumentando: “Los padres de familia y demás miembros de la sociedad peruana debemos estar atentos al tipo de educación que se brinda en los colegios y universidades. El Estado debe encaminar la educación hacia el logro de competencias y la sociedad debe estar atenta al logro de este objetivo. En los lugares en los que los padres de familia no han logrado mayor nivel de educación (como sucede en muchas zonas rurales del Perú), somos los otros actores sociales quienes debemos vigilar el cumplimiento de este objetivo. La mejora de la educación peruana es responsabilidad de todos”.

Por otra parte, Mucho reconoció que no todo es malo en la educación peruana. Indicó que existen colegios y universidades que vienen brindando educación de calidad.

“Tenemos universidades (aunque muy pocas), que investigan. Tenemos colegios que se preocupan más que dar una educación pre universitaria (que nadie sabe a qué conduce), en dar una formación basada en competencias y en valores. El proceso educativo es demasiado rico como para resumirlo sólo a tener éxito en un examen de admisión aprendiendo a elegir una de cinco opciones (lo que los estudiantes denominan, examen para marcar)”, puntualizó.

Agregó: “Hay en la expresión oral, en la sustentación escrita, en la redacción y en la manifestación artística toda una riqueza que un sistema educativo moderno debe explotar y que no se reflejan al momento de marcar una alternativa de respuesta en un examen de admisión. La educación debe preparar a la persona para la vida”.

Mucho manifestó además: “Mejorar la comprensión de la lectura y la capacidad de resolver problemas básicos de matemáticas es consecuencia de un trabajo mucho más amplio. Ambos aspectos (que se miden en la prueba PISA) son importantes, pero son sólo dos estrategias de aprendizaje, hay otras que se le deben dar a los estudiantes desde primaria. Es hora de empezar”.

Agregó: “Sería bueno ver en los programas de los partidos políticos y colegios profesionales, ideas creativas que apunten a superar las enormes deficiencias que viene presentando la educación peruana.   La educación en el Perú no debe seguir siendo centrada en el profesor sino en el alumno. Los países que han logrado un buen nivel de desarrollo educativo han logrado que sus profesores sean verdaderos facilitadores del proceso de enseñanza-aprendizaje”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Industria no primaria se reactivará por pase al Mundial

La clasificación de la selección peruana ayudará a reactivar la manufactura no primaria de…