Erik Fischer Llanos, presidente de Adex.

Erik Fischer Llanos, presidente de .

Debido al contexto nacional e internacional sumamente crítico, las exportaciones cerrarían con una caída de entre -26.4% y -34.4% este año. “Ésta es una crisis sin precedentes para nuestro sector, mucho más grave que la del 2009” manifestó el presidente de la Asociación de Exportadores () Erik Fischer Llanos.

Mencionó la existencia de una enorme incertidumbre debido a la concurrencia de un amplio número de factores que no están bajo el control de las empresas, ni de las autoridades peruanas ni del mundo en general, por lo que la realidad futura podría ser más grave que la proyección estadística.

Países como EE.UU. y los de Europa, destinos de la oferta no tradicional están en recesión y con las tasas de desempleo más altas de las últimas décadas, por lo que es posible que los productos con valor agregado terminen este 2020 con una caída de entre -20% y -26%.

“La crisis global nos golpea desde dos frentes: una menor oferta por las restricciones de la actividad productiva; y, una menor demanda pues el mundo está en recesión. Mientras no se logre un avance significativo en la lucha contra el en el mundo, no se mejoren los mecanismos de defensa de la salud en el país y no haya una vacuna, no podemos visualizar un escenario de ”, dijo.

Lee también:  Anglo American y Comité de Monitoreo, Seguimiento y Verificación de los Acuerdos de la Mesa de Diálogo continúan con sesiones virtuales

La crisis del 2009 –recordó– hundió las exportaciones no tradicionales (-18% ese año), demoraron trece meses para recuperar su nivel anual previo a diciembre del 2008. En aquella oportunidad enfrentamos una crisis financiera que afectó la demanda y que fue contrarrestada por políticas de estímulo y rescate muy agresivas, la recesión tomó la forma de V, pero hoy, según los expertos, la crisis tiene la forma de una U alargada.

Fischer detalló que el impacto de esa crisis financiera en las exportaciones fue tan rápido y profundo que en el primer mes de la crisis (diciembre del 2008) las exportaciones totales se desplomaron -33.5%, las exportaciones tradicionales -38% y las no tradicionales -19.6%.

Debido al , en marzo último (primeros días del aislamiento nacional) los despachos totales cayeron -40.7%, las tradicionales -43.5%, 5.5 puntos porcentuales más que en la crisis del 2009; y las no tradicionales -33.8%, 14.2 puntos porcentuales más que en la crisis anterior.

Lee también:  Diego Macera, IPE: Producción minera en julio llegará al 90%, es soporte macroeconómico clave para Perú (Exclusivo)

Propuestas

A fin de acelerar la recuperación del sector, el líder gremial propuso el reinicio inmediato de las actividades exportadoras, independientemente del sector productivo, en función al cumplimiento de los protocolos sanitarios y de la evaluación por zonas geográficas en las que se ubican las plantas. “El hecho de que la producción se dirija al exterior reduce los niveles de riesgo”, acotó.

Respecto al rescate financiero a las empresas, destacó la mejora reciente del FAE PYMES 2, para llegar de una mejor manera a las Mypes exportadoras. Sobre Reactiva , expresó que tiene tasas de interés bajas, pero la subasta de fondos del Banco Central de Reserva no se traduce en una respuesta significativa de los bancos a las solicitudes de las empresas.

“Urge revisarlos para darles una mayor agilidad y alcance. Las entidades financieras manejan un supuesto de necesidad de liquidez de una empresa por un mes de paralización, pero han quedado muy cortas frente a los prácticamente 60 días o más de para”, añadió.

Lee también:  Siderperú dona 250 balones de oxígeno a hospitales de Áncash

Enfatizó que la única forma de minimizar la mortandad de las empresas y la pérdida de capacidad exportadora es incrementar la tasa del Drawback a 10%: 8% devolución directa y 2% como un crédito contra el Impuesto a la Renta.

A tomar en cuenta

La actividad exportadora enfrenta la crisis más grande de su historia moderna. En el 2009 las economías avanzadas experimentaron una recesión de -3.3% y gracias al crecimiento de las economías emergentes del Asia (7.6%) el mundo promedió una caída de solo -0.1%.

En la crisis actual el Fondo Monetario Internacional () estima que el PBI mundial se contraerá -3%, las economías avanzadas -6% y las economías emergentes del Asia lograrán un crecimiento de apenas 1%.