barrick-gold

(Foto: )

finalmente podrá enviar contenedores de concentrado de desde , que llevan tres años en el puerto de Dar es Salaam debido a una disputa sobre impuestos entre el país y la ahora desaparecida subsidiaria del gigante aurífero, Acacia Mining.

La decisión se produce cuatro meses después de llegar a un acuerdo con , que puso fin a la disputa fiscal y concedió al gobierno una participación en tres minas de operadas por el gigante canadiense del a través de una empresa conjunta: Twiga Minerals.

“Este es un ejemplo sorprendente de lo que una verdadera asociación puede lograr en la construcción de un negocio sostenible capaz de crear valor a largo plazo para todas las partes interesadas”, dijo el presidente y director ejecutivo, Mark Bristow, en el comunicado.

El envío de unos 1,600 contenedores de concentrado de y cobre de las minas de Bulyanhulu y Buzwagi se reanudó en abril, informó la empresa minera. Los primeros 100 millones de dólares recibidos habían sido pagados al gobierno, como parte del acuerdo de 300 millones de dólares acordado el 24 de enero.

Barrick Gold señaló además que al pago inicial le seguirán cinco pagos anuales de 40 millones de dólares cada uno.

“A diferencia del pasado, en que estos reclamos eran manejados por la mina, el proceso de compensación está siendo supervisado por un comité que representa a Twiga, al gobierno, a las autoridades locales y a las comunidades afectadas”, agregaron. “Esto asegurará que el proceso sea transparente y que los asuntos se traten de manera justa y rápida”.

La espera ha jugado a favor de Barrick, ya que el precio del oro ha subido alrededor de un 9% desde finales de enero, ya que los inversores buscan activos seguros en medio de la pandemia de coronavirus.

La compañía está avanzando con planes para vender unos 1,500 millones de dólares en activos a finales del 2020. Al mismo tiempo, busca comprar más proyectos de oro de primer nivel e invertir en activos de cobre.