Inicio Economía Cobre se desploma a mínimo de 2 años por desaceleración mundial

Cobre se desploma a mínimo de 2 años por desaceleración mundial

5 min read
140
El cobre ha perdido un 16% de su valor desde abril debido a una fuerte caída de la producción industrial y las advertencias de que las principales economías se encaminan hacia una recesión

El cobre cayó a su nivel más bajo desde mediados de 2017 debido a que los inversores se enfrentaron a nuevas pruebas de una desaceleración mundial y a una pérdida de optimismo sobre un apaciguamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El cobre, considerado desde hace mucho tiempo el canario de la mina de carbón para la economía, ha perdido un 16% desde mediados de abril debido a una fuerte caída de la producción industrial y las advertencias de que las principales economías se encaminan hacia una recesión. Los precios bajaron un 1,8% a US$5.520 la tonelada en la Bolsa de Metales de Londres el martes.

Un alza del dólar también está aumentando la presión sobre los metales industriales ya que el poder adquisitivo de los compradores que utilizan otras monedas se erosiona a medida que el dólar sube. El yuan interno de China cayó al nivel más bajo desde 2008 el martes, provocando pérdidas en los contratos en dólares de la Bolsa de Metales. El cobre, el plomo, el estaño y el zinc cayeron al menos un 1%.

“Las ventas ya han recorrido un largo camino, pero no podemos descartar la posibilidad de que el cobre baje más”, dijo Xiao Fu, responsable de estrategia global de materias primas en BOCI Global Commodities UK, por teléfono desde Londres. “Si la situación macroeconómica sigue siendo débil o entran otros impactos negativos en escena, podríamos ver más ventas”.

Delegados de Washington y Pekín han tenido dificultades para acordar las condiciones para un reinicio de las negociaciones comerciales, y firmas de análisis como Oxford Economics o Nomura han advertido que la actividad económica de China se suavizará aún más. El crecimiento de China se desaceleró al 6,2% en el segundo trimestre, el ritmo más lento en casi treinta años.

La confianza en los mercados de metales sufrió un nuevo golpe con la caída de las ventas globales de vehículos eléctricos primera vez en la historia moderna, alimentando dudas sobre uno de los pocos puntos brillantes para la demanda.

Las malas condiciones macroeconómicas también han contrarrestado las señales de una creciente demanda spot de metal en la Bolsa de Metales de Londres. Los pedidos para una retirada del cobre en los almacenes de los que la bolsa hace seguimiento subieron a su nivel más alto en un año el martes, continuando con el fuerte repunte desde finales de agosto.

La discreta reacción al precio es comprensible, y los mercados en general se preparan para un posible deterioro adicional de los datos económicos, particularmente en Estados Unidos y China, dijo Fu. “Se avecinan más riesgos, dado el telón de fondo deslucido para el crecimiento de la demanda global”.

Fuente: Bloomberg

Cargar más artículos relacionados
Cargar más por Redacción ProActivo
Cargar más en Economía