Gold Fields denuncia a la Familia Medina por usurpación de predios en Hualgayoc

Gold Fields expone a los invasores de tierras “humildes” e “indefensos” que pretenden distorsionar la veracidad de los hechos para imponer sus propios intereses empresariales.

En los últimos días se ha informado a través de las redes sociales y la prensa local, el caso de supuestos maltratos a comuneros, lo cual es totalmente falso; este es un típico caso de usurpación de tierras guiado por intereses laborales y económicos.

El tema cada vez más se va esclareciendo y la verdad de fondo va saliendo a la luz. Al parecer la familia Acuña Medina no es la víctima de esta historia, pues, esta familia de seis hermanos está vinculada a intereses empresariales.

¿Cómo llegaron a ser millonarios?

Los hermanos Medina Acuña están afiliados a siete empresas. Una de ellas, desde el año 2008 ofreció servicios a Gold Fields, los cuales consistían en alquiler y arrendamiento de maquinaria pesada, por los cuales llegaron a facturar la suma de S/. 5,321,212.42. Frente al descubrimiento de antecedentes no muy sanos por parte de la familia Medina, Gold Fields canceló el vínculo laboral debido a que la empresa minera no puede tener como proveedores a personas que falten a la ley.

Lee también:  Gold Fields estrena podcast sobre seguridad en minería

¿Y también tienen tierras?

La familia Medina Acuña vive en Pilancones pero nunca ha sido posesionaria de los terrenos invadidos. Por lo tanto, su actuar refleja un típico caso de usurpación de tierras, uno de los tantos antecedentes que esta familia tiene registrados en la Fiscalía de Chota, Hualgayoc, San Marcos y Cajamarca. El verdadero interés de esta familia sería acercarse al área de operaciones de Gold Fields con la finalidad presionar a la empresa para llegar a una negociación y obtener beneficios económicos.

La verdadera posesión de estos terrenos fue comprada, mediante escritura pública del 25 de julio del 2012, por la minera Gold Fields a sus legítimos posesionarios. Desde ese año 2012, los terrenos son usados por Gold Fields como una zona de amortiguamiento, más no para explotar mineral.

Lee también:  Hoy se celebran 13 años de Cerro Corona, la apuesta de Gold Fields en Perú

Victimización y falta a la verdad

Es fácil demostrar que la familia Medina Acuña no es posesionaria. Primero, porque existe una escritura pública en donde se le entrega la posesión a la minera Gold Fields. Segundo, que las chozas construidas por esta familia son de calamina y evidentemente improvisadas. Por último, la propia comunidad reconoce que dicha familia Medina Acuña nunca ha vivido en dichos terrenos.

La empresa, amparada en el código civil, viene ejerciendo su derecho de defensa de posesión y solicitó apoyó a la PNP para que puedan constatar que el desalojo y la defensa posesoria se realice cumpliendo la ley y sin ningún tipo de abuso. Las imágenes grabadas por el personal de seguridad muestran que antes de iniciar el desalojo, fue la misma familia Medina la que atacó a los agentes y a la propia PNP con fuegos pirotécnicos, avellanas y armas punzocortantes. Lo que desmiente la versión de la familia de ser víctimas de violencia y ataques por parte de la minera.

Lee también:  Hoy se celebran 13 años de Cerro Corona, la apuesta de Gold Fields en Perú

“En Gold Fields lamentamos muchísimo que la familia Medina Acuña haya actuado de esa manera y, peor aún, que exponga a niños y ancianos al peligro y los utilice como escudos humanos para victimizarse y distorsionar la veracidad de los hechos”, destacó Rafael Sáenz, Gerente de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de Gold Fields.

La empresa minera hace un llamado a la verdad, a la propia población cajamarquina para que no se dejen sorprender, y a la Fiscalía de Prevención del Delito para que pueda actuar conforme a Ley. “Nosotros queremos evitar cualquier confrontación o enfrentamiento porque estamos seguros que la familia Medina Acuña volverán a ingresar a nuestros terrenos”, añadió su representante.