gold-fields

En línea a su estrategia de Valor Compartido, destinó más de US$ 9 millones para el cuidado de sus colaboradores y contribuir con la mitigación de la pandemia en las comunidades de su zona de influencia, así como también en la región y el país.

Primero, las personas:

Para , las personas son el alma del negocio, por ello, frente al contexto del virus, la empresa destinó más de US$ 3 millones para resguardar a su capital humano, adquiriendo y realizando pruebas moleculares al 100% de sus trabajadores y a sus contratistas. Además, coordinó vuelos chárter y 30 buses para el personal de cambio de guardia, manteniendo siempre los protocolos de bioseguridad en el traslado.

La compañía también reforzó el programa “Aló Confianza”, una iniciativa que brinda asistencia médica, emocional y psicológica 24/7, tanto para los trabajadores como a sus familiares, ofreciendo al mismo tiempo los servicios de médico a domicilio. Este programa se complementó con capacitaciones y talleres de sensibilización para prevenir la .

Lee también:  IIMP: Es importante que se sigan garantizando los emprendimientos mineros

De manera complementaria, la empresa invirtió más de US$ 4 millones en la ampliación de sus módulos de alojamiento, ambientes de descanso y en el acondicionamiento de su campamento; además destinó más de US$ 263 mil en la adquisición de equipos de monitoreo y limpieza para su operación.

Dimensión Social y Valor Compartido con sus vecinos:

Hasta julio del 2020, Gold Field ha contribuido con donaciones valorizadas en más de US$ 478 mil, las cuales han contribuido con resguardar la salud de sus vecinos y del personal de primera línea como la , Hospitales y Centros de Salud, Bomberos y Rondas campesinas. Así, la minera ha entregado equipos EPP, víveres en las comunidades más afectadas, y ha liderado la desinfección de posibles focos de contaminación en el distrito, como son calles, avenidas y centros de abastos del distrito de .

Lee también:  Yanacocha dona más implementos de bioseguridad a la Policía Nacional para protegerla del COVID-19

La empresa, a través de la SNMPE, también facilitó la compra de 500 mil pruebas rápidas para su donación al Ministerio de Salud. Asimismo, se encargó de la instalación de una sala UCI del Hospital Simón Bolívar de , entregando un desfibrilador, un monitor de 5 parámetros y un coche de paro.

Por otro lado, apoyó con el traslado, alimentación y hospedaje a más de 400 personas para que retornen a , y .

ha considerado fundamental el soporte emocional hacia la población, por ello, ha creado la iniciativa “Saber para Sanar”, un programa radial de salud conducido por una doctora especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, quien ofrece consejos y orientación en el cuidado y prevención de la salud. El programa se transmite a través de una radio local y la población participa con sus consultas a través de canales telefónicos y plataformas digitales.

Lee también:  Luis Rivera es nombrado presidente de AmCham Perú

“Juntos estamos luchando para evitar la propagación del virus en la región, haciendo un trabajo coordinado con las comunidades y autoridades. Asimismo, las medidas de extrema seguridad y salud que hemos establecido, y que van más allá de lo que la ley nos exige, podrían fallar si cada trabajador no las cumple de manera responsable. La participación honesta del colaborador y contratista es clave. La empresa monitorea y hace las gestiones para el cuidado de nuestra salud, la de nuestros vecinos, compañeros y familiares”, manifestó Ronald Díaz, Vicepresidente de Operaciones.