Karl Pearce, director regional para Sudamérica de HATCH

ProActivo | La prestigiosa consultora en ingeniería HATCH, asume ser el brazo técnico para ejecución de las obras remanentes del proyecto especial Chavimochic, en la región La Libertad. El alcance adjudicado al gobierno de Canadá a través de la entidad denominada CCC, Canada Commercial Corporation, tiene una duración de tres años aproximadamente y está dividido en múltiples etapas.

Gracias a un sistema de riego tecnificado podrá aprovecharse el potencial hídrico del río Santa para mejorar 63,000 hectáreas adicionales de los valles de Chao, Virú, Moche y Chicama. Pese a su importante impacto en la economía del país, la etapa III fue paralizada en el año 2016. Sin embargo, gracias a un plan gobierno a gobierno entre Perú y Canadá, firmado en abril, las ansiadas obras serán concluidas, por un costo de capital estimado en US$ 750 millones. Se habla de 150 mil empleos directos que están asociados a los beneficios del proyecto una vez que esté terminado debido al impacto de la agricultura regional y a las exportaciones de los productos agrícolas.

El director regional para Sudamérica de HATCH, Karl Pearce, estuvo en Lima y explicó a ProActivo sobre algunos pasos que deberán ejecutar. “Como HATCH estamos muy contentos y entusiasmados de ser parte de este contrato gobierno a gobierno entre el gobierno de Perú y el gobierno de Canadá. El impacto positivo que este proyecto tiene en la economía del Perú impulsa la producción de productos agrícolas y desarrolla futuro, no sólo en la zona de ejecución del proyecto sino para todo el país”, aseguró el directivo.

Ver también:  PROINVERSIÓN liderará la reactivación del Proyecto Chavimochic

El análisis de brechas es un primer paso que darán como parte de su plan de trabajo que verá también las adquisiciones de equipos, materiales y la contratación de la construcción; la etapa de gestión de los contratos y de la construcción. Para cerrar esta tercera etapa la empresa tiene previsto compartir los conocimientos adquiridos de manera metódica y ordenada. “El análisis de brechas es respecto de los informes técnicos, el diseño existente y la obras en construcción”, explicó.

La transferencia de conocimiento es un requisito del contrato, y una parte muy importante, que es en el fondo fortalecer las capacidades locales. La forma de llevar a cabo esta transferencia es vía talleres de trabajo y tutorías de trabajo durante el desarrollo del proyecto”, dijo tras explicar que realizarán módulos electrónicos (e-learning) para ciertos aspectos definidos, además habrá visita técnicas”, detalló Pearce.

Ver también:  Southern Copper estima la construcción de Tía María a más tardar el 2025

La obra a ejecutar más importante es la denominada represa Palo Redondo, que toma las aguas del río Santa, la otra obra relevante es el sifón para el cruce del río Virú.

Invernadero natural

Las casi 150 mil hectáreas en una zona con las particularidades geográficas que tiene han generado un invernadero natural, que quizá constituya el más grande del mundo, y donde pasan varios ríos, de allí el nombre Chavimochic, que combina los nombres de los ríos Chau, Virú, Moche y Chicama. Cuatros ríos de la zona.

Desarrollo de Chavimochic

De acuerdo a la data, el proyecto estaría concluyendo en el año 2027, donde finalmente se verán finalizadas la represa de Palo Redondo y el sifón para el cruce del río Virú.

Sin embargo, el ejecutivo indicó que el término del proyecto podrá conocerse con mayor precisión tras el análisis de brechas, debido a que la obra estuvo paralizada por alrededor de ocho años.

Ver también:  Embajador británico, Gavin Cook sobre el posicionamiento del Perú como destino de inversiones con altos estándares (Exclusivo)

Añadió que además todos los proyectos tienen su propia dinámica por lo que justamente existe una primera etapa de revisión y análisis de brechas, tras lo cual se debe validar el programa de ejecución del proyecto. “Ahí vamos a tener una mejor estimación de cuál va a ser la duración de las obras para finalizar el proyecto”, explicó.

Experiencia con Perú

Finalmente, Karl Pearce contó que tanto el proceso de licitación, como la firma del contrato, se cumplieron en los plazos previstos, por lo que se sienten felices de formar parte de un proyecto importante para el Perú.

Hemos tenido una muy buena experiencia, tanto participando de los procesos de licitación con CCC, como posteriormente en la formación del contrato con Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, de acuerdo al cronograma original. Tenemos una excelente opinión de cómo ha sido llevado a cabo el proceso a la fecha, entendemos también la relevancia que tiene este proceso producto de las múltiples regulaciones que existen para establecer contratos de un gobierno a otro”, puntualizó.