Ministro de energía y minas, , anunció que en cuatro meses presentarán una propuesta para cambiar el marco normativo del sector eléctrico.

El () considera que debe modificarse el marco normativo para lograr mayor transparencia en la declaración de costos de las generadoras eléctricas.

“Estamos de acuerdo con auditar los costos variables (de las centrales eléctricas), pero el análisis debe realizarse de tal manera que no generemos efectos no deseados”, dijo , titular del , haciendo referencia al decreto legislativo 2320. Dicha propuesta proveniente del generó polémica y diversas entidades y empresas del sector advirtieron que -de aprobarse- podría ocasionar un alza en las tarifas de luz.

“En cuatro meses deberíamos tener una propuesta concreta”, añadió el ministro.

También te puede interesar:  Southern Copper: Atenta a compra de planta para Tía María y apoyo a la presa Paltiture (Exclusivo)

Ísmodes dio estas declaraciones luego que las empresas de generación de energía que no tienen la mayor participación del mercado exigieran mayor transparencia en los costos que reportan las principales competidoras (, y ).

“El marco regulatorio requiere un cambio. No se necesita una ley, sino solo un decreto supremo que indique que los costos variables de las generadoras eléctricas deben ser auditados”, dijo Juan Miguel Cayo, gerente general de Fénix Power.

“Con la declaración de precio (en las principales generadoras) se está especulando con la información privada”, señaló Carmen Alegre, gerente general de .

Tanto Cayo como Alegre, que se presentaron en la Comisión de Defensa del Consumidor del de la República, coincidieron en que el proyecto de ley 2320 tiene defectos. Sin embargo, rescataron que había una intención de mejorar la transparencia.

También te puede interesar:  Bono Electricidad beneficiará al 80% de hogares de 10 regiones del Perú

Al rebajar sus costos, las generadoras más grandes pueden ofrecer un precio menor a los denominados clientes libres, es decir, aquellos que pueden negociar sus tarifas eléctricas (a diferencia de las personas naturales que deben aceptar la tarifa impuesta), y que son empresas de todo tamaño, desde pequeñas hasta grandes.

Fuente: La República