OPEP petróleo

El crudo subía el miércoles por cuarta sesión consecutiva, ya que el mercado hacía caso omiso a un reporte que mostró que los inventarios petroleros en Estados Unidos subieron más de lo esperado, extendiendo un alza impulsada por esperanzas de que una vacuna contra el COVID-19 mejore la demanda de combustible.

A las 1047 GMT, el precio del referencial internacional Brent mejoraba 73 centavos, o un 1,53%, a 48,59 dólares el barril, tras trepar casi un 4% en la víspera.

Por su parte, los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos ganaban 55 centavos, o un 1,22%, a 45,48 dólares el barril, después de avanzar más de un 4% el martes.

“Los precios del crudo están operando en sus niveles más altos desde principios de marzo, respaldados por una confianza positiva del mercado como resultado de las noticias sobre las vacunas y una fuerte demanda petrolera en Asia”, dijo Giovanni Staunovo, analista de UBS.

“Seguimos teniendo un panorama alcista para el próximo año y pensamos que el Brent alcanzará los 60 dólares por barril a fines de 2021”, agregó.

La debilidad del dólar también prestaba respaldo a los precios del crudo, ya que abarata su precio.

“La reciente depreciación del dólar ha ayudado a templar el impacto del aumento de los precios del crudo para algunos de los mayores consumidores mundiales de energía”, dijo Stephen Brennock, de la correduría PVM.

El mercado pareció ignorar los datos del grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API), que mostraron el martes que los inventarios de crudo en Estados Unidos aumentaron en 3,8 millones de barriles en la semana terminada el 20 de noviembre, a unos 490 millones de barriles. Más tarde en el día se conocerán las cifras oficiales del Gobierno.

Fuente: Reuters




CICLO DE CAPACITACIÓN: "TRANSICIÓN ENERGÉTICA HIDRÓGENO VERDE" 
CICLO DE CAPACITACIÓN: "TRANSICIÓN ENERGÉTICA HIDRÓGENO VERDE"