Erick García Portugal

● El cambio en la comercialización de gasolina implica la simplificación de combustibles en beneficio de los usuarios y reduce el impacto ambiental.

Debido a la ampliación del plazo de adecuación y simplificación del número de gasoholes y gasolinas para uso automotor hasta el 1 de enero del 2023, se espera una migración más ordenada a los nuevos tipos: regular y premium, en beneficio del usuario final. De esa manera, la simplificación de combustibles representa una mayor eficiencia para el mercado y ofrecerá al consumidor mejor calidad y precio.

El Ministerio de Energía y Minas (MINEM) destacó que esta medida de simplificación de tipos de gasolinas y gasoholes contribuye a ordenar el mercado de los combustibles, mejorar la calidad del aire mediante la mitigación del impacto que las emisiones contaminantes del parque automotor generan en perjuicio de la salud humana y, por consiguiente, contribuir con el cumplimiento del deber del Estado de promover el bienestar general y salvaguardar la calidad de vida de los ciudadanos.

Ver también:  FEPC: Fondo de Estabilización de Combustibles le cuesta al país más de S/ 2,000 millones

El experto en energía e hidrocarburos, Erick García, indica que la simplificación ahorra costos operativos y reduce sus efectos en el ambiente como la reducción de la huella de carbono, que representa el volumen total de gases de efecto invernadero que producen las actividades económicas y cotidianas del ser humano.

Asimismo, el especialista explica que se requiere hacer sinergias entre las autoridades competentes para impulsar esta norma que beneficia a la población, entre ellas INDECOPI que es la autoridad que debe velar por la eficiencia del servicio de combustibles que se ofrece a los ciudadanos y el Ministerio del Ambiente ya que la simplificación tiene impactos positivos sobre el medio ambiente.