A través de su subsidiaria peruana , la compañía de transmisión de energía eléctrica adquirió el 100% de las acciones en circulación de Compañía Transmisora Norperuana, propiedad de la minera , en un monto que no fue revelado, informó LexLatin.

La transacción también incluyó un contrato de prestación de servicios eléctricos por parte de para la operación de la mina de cobre Cerro Corona, que es propiedad de .

La empresa , con sede en Santiago de Chile y de capitales chino-canadienses, ingresó al mercado peruano de energía en el año 2016 con la compra de los activos de transmisión de Generación Perú y de su filial Chinango.

Fuente: Gestión