Foto: El Mundo
Foto: El Mundo

 

 

El ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, emprende hoy una visita de tres días a Cuba, la primera que efectúa un titular de esa cartera en 15 años, con el fin de estudiar las opciones de inversión, impulsar el comercio bilateral y mejorar a la postre la presencia germana en la isla, muy rezagada en comparación con otros países de la Unión Europea como España e Italia.

Gabriel viaja acompañado de una delegación de 60 empresarios, un número que el Ministerio de Economía consideró “muy alto” y que demuestra el interés que los cambios que se están produciendo en Cuba suscita entre el empresariado alemán, más concentrado hasta ahora en Brasil y México.

“Se han recibido muchas peticiones para acompañar al ministro y eso sólo significa que hay interés en el comercio bilateral, en ampliar las inversiones y en conceder más prioridad a América Latina“, indicó un portavoz del Ministerio de Economía.

La agenda oficial de Gabriel incluye la inauguración de un foro empresarial germano-cubano, encuentros con varios ministros, y una visita al puerto de Mariel, que Cuba quiere convertir en un centro empresarial para atraer inversiones y que Alemania ve como una oportunidad para sus empresas de infraestructura.

?El volumen comercial germano-cubano se situó en 2014 en 224 millones de euros. ?Los cubanos exportaron a Alemania productos por valor de 32,6 millones de euros, principalmente miel, puros habanos, ron y zumos.

?En tanto, las exportaciones alemanas a la isla -principalmente maquinaria y trigo- ascendieron a 191,3 millones de euros, lo que coloca a Cuba en el lugar 101 de los países que importan productos alemanes. ?

Según el presidente de la Confederación de la Industrial y Cámaras de Comercio alemanas (DIHK), Volker Treiter, en estos momentos hay un centenar de empresas alemanas con representación en la isla, número que, pese al gran potencial que supone Cuba no es de prever que aumente rápidamente de forma significativa.

“Las reformas en Cuba son lentas y sus efectos en la economía no se perciben de forma inmediata”, afirmó Treiter.

Tampoco hay mejoras relevantes en el modus operandi de las empresas extranjeras presentes en Cuba, que junto a Corea del Norte, es el único país de corte comunista que existe en el mundo.

Según la DIHK, el día a día de las empresas y ahí es donde se espera que el ministro intervenga es una lucha llena de dificultades, pues carecen de libertad de contratación, es decir el gobierno cubano le proveé y, en el caso de forman una empresa de riesgo compartido, han de ajustarse a una política de salarios que en Alemania sería inimaginable.

?Dado el carácter puramente económico de la visita, Gabriel no tiene previsto reunirse con los hermanos Castro, si bien, se aprovecharán los encuentros fijados con otros ministros para abordar el tema de derechos humanos.

La última visita de un ministro de Economía a Cuba se remonta a 2001, con Werner Müller, titular de esa cartera en el Gobierno del canciller socialdemócrata Gerhard Schröder. ?

En julio pasado, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, realizó un viaje a La Habana con el fin de profundizar las relaciones con la isla, visita en la que fue recibido por el presidente cubano.

 

Fuente: El Mundo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mónica Belling
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …