businessman-coffee

Por Sergio Borasino*

¿O madrugar o acostarse de madrugada? Te verás más identificado con una u otra opción, dependiendo de tus hábitos actuales y de tu percepción particular sobre la productividad y el descanso en las distintas etapas del día. En esta nota desarrollo la visión del grupo madrugador. ¿Será coincidencia que tantos CEO y personajes de éxito tengan en común el empezar sus días al alba? Me parece que no. Es cuestión del efecto ¡Carpe diem! Definitivamente hay factores productivos asociados al levantarse temprano, con consistencia: la disciplina, el enfoque, el apalancar energía y la sensación de logro.

El nivel de vigor y enfoque de las primeras horas tiende a definir el nivel de productividad para las siguientes ocho de la jornada laboral. En definitiva, una rutina con intención y definición contribuyen al éxito.

Testimonios de éxito

Veamos quiénes son algunos profesionales de éxito que eligen seguir rutinas madrugadoras para sacar el mejor provecho a cada día:

  • Padmasree Warrior es la CSO y CTO de Cisco, empieza el día a las 4:30 a.m., lee e-mails y las noticias, hace ejercicio, ayuda a alistar a su hijo para el colegio y a las 8:30 a.m. ya está en su oficina.
  • Howard Schhultz, CEO de Starbucks, se levanta a las 4:30 a.m., hace ejercicio y pasea a sus perros. Le da tiempo para tomar café con su esposa y llegar a la oficina alrededor de las 6 a.m.
  • Paul English, cofundador de Kayak.com, motor de búsqueda para viajes top-5 en el mundo, se despierta a las 6 a.m., revisa e-mailsdesde el celular, practica meditación, luego hace ejercicios o yoga y se va a trabajar.
  • Jeff Immelt, CEO de GE, a las 5:30 a.m. ya está haciendo cardio en las máquinas del gimnasio, mientras lee o ve las noticias en CNBC.
  • Alan G. Lafley, CEO de P&G, prefiere levantarse entre 5 y 5:30 a.m. y llegar a la oficina antes del desayuno, a las 7 a.m.

“Una sólida rutina [al levantase temprano] fomenta el cultivo de una energía mental vigorosa y la templanza necesaria para no ceder ante la tiranía de los estados de ánimo”, asegura el escritor Manson Currey, en su nota del Havard Business Review sobre rutinas cotidianas.

Son varios los estudios[1], [2] que demuestran que las personas que cuentan con la rutina de acostarse y levantarse temprano tienden a experimentar mayores niveles de felicidad, salud y productividad, que sus contrapartes que se acuestan y levantan más tarde.

El poder de las mañanas

  • Se crea espacio para compartir con la familia.
  • Se crea espacio para hacer deporte:
    proporciona la energía y claridad mental extras para trabajar mejor.
  • Ideal para responder e-mails tanto de oficinas en otros husos horarios como del local.
  • Se puede ser más productivo:
    al no haber interrupciones esto induce a la concentración y al desarrollo de ideas estratégicas. Es el mejor momento para avanzar con proyectos de alta complejidad.
  • Niveles extra de satisfacción y positivismo:

la sensación de haber hecho tanto cuando recién va a empezar el día laboral; menor estrés por ganar al tráfico; llegar con tranquilidad a la oficina.

Carmine Gallo, autor de reconocidos libros sobre liderazgo y colaborador para Forbes Magazine, comenta que en la oportunidad que tuvo que entrevistar a varios de los más reconocidos ejecutivos, se dio cuenta de que la gran mayoría se levanta bastante temprano y tiene como alta prioridad el ejercicio físico.

Gallo añade que “un programa de entrenamiento adecuado ayuda a estar preparado para enfrentar mejor las exigencias de una vida profesional altamente demandante. El ejecutivo que hace ejercicio regularmente se ve y se siente energizado: irradia pasión, vitalidad y energía”. Esto influye en también querer lograr equilibrio en otras facetas relacionadas. Eventualmente se tiende a poner atención en llevar una alimentación más saludable y hábitos que permitan las suficientes horas de descanso para un sueño reparador (el alimento del cerebro).

[1] Estudio realizado por Renee Biss (3er año en Ph.D.) del departamento de Psicología de la Universidad de Torontohttp://www.artsci.utoronto.ca/main/newsitems/morning-people-happier
[2] Estudio a más de 350 estudiantes, realizado por el profesor de Biología Christoph Randler, University of Education at Heidelberghttp://hbr.org/2010/07/defend-your-research-the-early-bird-really-does-get-the-worm/ar/1

 

* Soy Socio de AB INAC Executive Search (www.inac-americas.com) una empresa especializada en Búsqueda de Ejecutivos a nivel gerencial y directivos en Perú. Tengo un MBA de INSEAD, Francia y el título de Bachiller en Administración de Empresas de la U. Pacífico. He trabajado en Perú, México, Venezuela, Chile y Argentina con Procter & Gamble y en Europa con Reckitt Benckiser. En este blog busco compartir los aprendizajes obtenidos de esta interesante práctica así como el invaluable know how de mis socios en 71 ciudades en el mundo.

 Semana Económica

Así como hay gente a la que le es más fácil madrugar, hay muchos que sienten que su productividad crece hacia el final del día y que no pueden hacer nada por cambiarlo. La genética puede influir en eso, pero no de modo determinante. Si existe convicción e interés, los hábitos pueden modificarse y se puede pasar de ser un night owla un early bird.

Sea que valores o que detestes levantarte temprano, hay que reconocer que sacar provecho de las horas de la mañana, antes de llegar al trabajo, bien puede ser clave para conseguir un estilo de vida exitoso… y saludable.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Miguel Ampudia Belling
Cargue Más En Noticias

Un comentario

  1. CHRISTIAN

    29/05/2014 en 4:40 pm

    Muy interesante, ya empecé hoy a levantarme temprano………. comenzaran los éxitos !!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Arequipa: OEFA y pobladores de valle de Tambo participan de monitoreo ambiental

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) realizó en Arequipa el primer …