claudia-cooper

ProActivo | Claudia Cooper, presidenta de Perumin 35, clamó por un pacto para el desarrollo de la minería y del Perú, durante su intervención en Rumbo a Perumin 35.

Tras una jornada en la que se presentaron expertos en distintas materias que competen a la industria minera, la exministra de Economía y Finanzas resaltó que Perú tiene proyectos con potencial para llenar las brechas existentes, en caso el país pueda atraer esa inversión. Para lograrlo, dijo, son claves la estabilidad económica y regulatoria.

Manifestó que en la actualidad la competencia es más dura en un contexto en el que los indicadores de competitividad del Perú ya no son tan buenos como antes. Por otro lado, las leyes de los minerales están bajando y el capex sigue subiendo, situación, a la que se agregan los mayores requerimientos sociales y ambientales que conciernen a las empresas en el mundo actual y que las hace más sensibles a los cambios en la política fiscal.

“Todo esquema tributario para ser eficiente debe considerar -como lo dijo muy bien el ministro Francke- primero, un adecuado retorno para las empresas. También, y en el mismo nivel, un pago adecuado al gobierno para alcanzar su objetivo de desarrollo nacional y social. Y también, debe analizar si el esquema es competitivo con otras jurisdicciones”, afirmó Claudia Cooper, presidenta de Perumin 35, en declaraciones recogidas por ProActivo.

Lee también:  Gobierno no tiene una política económica que permita desarrollo de la industria minera

Cooper precisó que debe tomarse en cuenta en el análisis, la heterogeneidad del sector, ya que la carga tributaria es diferente en un conjunto heterogéneo de empresas. Al mismo tiempo, la carga tributaria va a depender de la escala de producción de la empresa, si es grande o mediana. También puso entre otros factores, la combinación de metales que produce, la estructura de costos y el modelo de producción, entre otros.

“El ministro Francke, nos ha dicho que probablemente esto se va a tener en cuenta al ser una carga gravada a la utilidad operativa”, manifestó Cooper.

La presidenta de Perumin 35 destacó la importancia del concepto de “impuesto óptimo”, que consiste en que los impuestos no sean tan altos (las minas cerrarán) ni muy bajos (baja la potencia de la recaudación). Por tanto, dijo, “en un ambiente de conflictividad social, proveer de una estructura para facilitar la obtención de licencia social, puede ser la forma más efectiva de incremento de los ingresos tributarios en un país como el Perú”.

Lee también:  Gobierno no tiene una política económica que permita desarrollo de la industria minera

En este sentido, destacó las cifras que Raúl Jacob, presidente de la Sociedad de Minería Petróleo y Energía, adelantó que para el periodo 2022 -2025, “se recaudará un promedio de 17 mil 300 millones de soles”.

Otro aspecto, marcado durante Rumbo a Perumin 35, dijo Cooper, fue la preocupación sobre qué se está haciendo con los dineros provenientes de la minería y cómo será la calidad del gasto social. “Quiero recalcar y los hemos recalcado a lo largo de toda la semana, que estamos enfrentando un cambio de paradigmas a nivel mundial. Donde la competitividad y la sostenibilidad ya son caras de la misma moneda”, acotó.

Al respecto destacó a los factores ESG (Environmental, social, and governance), referidos a los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo. “Son cada vez más importantes en las decisiones de financiamiento. Esa estrategia ESG se ha convertido hoy en el negocio principal de las empresas”, subrayó.

Lee también:  Gobierno no tiene una política económica que permita desarrollo de la industria minera

Durante los días del foro Perumin, los ponentes y público asistente coincidieron en la necesidad de contar con reglas claras y tener una normativa mucho más eficiente. Así como asegurar la eficiente distribución de la riqueza.

“Hay que destacar que el modelo actual no ha logrado cumplir con las expectativas de la población”, dijo Cooper.

Finalmente remarcó que el ESG es el nuevo paradigma global, por lo que todos los países tendrán que mejorar su índice de estabilidad social. Requerimos escuchar al otro y entender sus razones o sinrazones. “En este índice el Perú no se compara favorablemente, por ello tenemos que constituir con urgencia un proceso de construcción de consensos, en el que participen también la comunidad y la sociedad civil, de la mano con la academia”.