oro

(Foto: AFP)

Los precios del oro caían el miércoles y se encaminaban a anotar su segunda sesión consecutiva de pérdidas, debido a que un dólar más fuerte y un repunte de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos competían con el atractivo del metal como refugio en medio de un aumento de los casos de COVID-19.

A las 10:07 GMT, el oro al contado caía un 0.3% a US$ 1,805.60 la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos perdían un 0.4% a US$ 1,804.30.

“Los rendimientos de los bonos del Tesoro parecen un poco más firmes y hay una demanda un poco mejor en los mercados de acciones (europeos), eso le quita brillo al oro”, dijo Michael Hewson, analista jefe de mercado de CMC Markets UK.

Lee también:  Oro cae en medio de cambios de demanda debido a mejora del apetito por activos de riesgo

El dólar estadounidense se acercaba a su máximo anual y los bonos subían el miércoles, ya que la rápida propagación de la variante Delta desplazó a la inflación como la principal preocupación de los inversores.

Los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro de Estados Unidos se han recuperado de un mínimo de más de 5 meses que marcaron en la sesión anterior.

Además, las acciones europeas subían antes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del jueves, que se espera que transmita un tono moderado.

La variante Delta ha generado temores a que nuevos confinamientos y otras restricciones puedan alterar la recuperación económica mundial, empujando a los inversores a realizar apuestas seguras.

Sin embargo, Han Tan, analista de mercado de Exinity Group, dijo que el oro ha estado perdiendo la batalla por el dominio del refugio seguro frente al dólar y que es probable que los precios al contado del oro tengan dificultades para superar el nivel psicológico de US$ 1,800.

Lee también:  China interviene por costos de materias primas pero no puede revertir alzas

Mientras tanto, los inversores también se centran en la reunión del BCE, donde se espera que las autoridades a cargo de la política monetaria tracen un nuevo camino para reflejar un cambio de estrategia y mostrar que el banco se toma en serio la reactivación de la inflación.

Entre otros metales preciosos, la plata subía un 1% a US$ 25.16 la onza, el paladio ganaba un 1.1% a US$ 2,663.63 y el platino sumaba un 0.8% a US$ 1,074.95.

Fuente: Reuters